Javier Aguirre no escurrió el bulto tras la derrota en Getafe. Como hiciera también Antonio Raíllo, el técnico mexicano reconoció el mal partido de su equipo, en especial en la segunda mitad, y los errores que les condenaron a cerrar 2022 con derrota. «Estábamos bien, controlando el partido en la primera parte. Sabíamos que no podíamos regalar nada y regalamos los dos goles como regalo navideño. Cuando ha caído el primer gol el equipo se dispersa. Nos salimos del partido, cambiamos el esquema metiendo gente hacia adelante. Hemos dejado espacio y otro nuevo error detrás. Fue media hora de desconcierto que ellos aprovecharon», apuntó. 

«Cuando en Primera te equivocas de esta forma seguramente pierdes. Yo el primero, no estuve bien y no advertí lo que venía a raíz del gol. Fuimos un equipo vulnerable. Dejamos defender y atacar como lo hacíamos. Perdimos confianza y felicito al Getafe porque aprovechó nuestros errores», añadió.

Cuestionado acerca de su decisión de apostar por Baba y Battaglia de inicio y no por un futbolista de perfil ofensivo, Aguirre reconoció que es lo que hay en el equipo. «¿Conoces bien la plantilla para buscarlo en el banquillo? Es lo que tenemos. Antonio Sánchez jugó y fue el que regaló el segundo gol, que casualidad. Son cosas del fútbol. Tú intentas y ellos deciden. El Getafe se organizó bien, tenía la necesidad de ganar. Si no llegamos a fallar en el primer gol habríamos llevado el partido a donde queríamos», lamentó. 

«Al final no hay que olvidar que hubo un penalti que nos birlaron. Evidentemente hubiese influido. El 0-1 habría cambiado la historia. El VAR me gusta mucho, no hemos tenido suerte, pero hace justicia», comentó acerca del penalti anulado por mano por un fuera de juego previo de Muriqi.

El mexicano también valoró el debut de Kadewere en Liga. «Tino tuvo una lesión grave. Luego tuvo un asunto privado bastante feo y ha salido adelante. Lo pusimos en una posición que no le corresponde en un 4-4-2 porque él es punta o segundo delantero. Lo poco que hizo fue acorde del partido. Tampoco destacó nadie. Estoy muy contento con su actitud», concluyó.