11 de junio de 2018
11.06.2018

Campeón de campeones

El Real Mallorca vence por la mínima al Rayo Majadahonda y confirma su condición de mejor equipo de la Segunda División B - El conjunto bermellón impone su efectividad con un gol de Xisco Campos de cabeza a centro de Salva Sevilla

11.06.2018 | 02:45
Campeón de campeones

Campeón de campeones. El Real Mallorca pone la guinda al pastel de la temporada tras proclamarse mejor equipo de los 80 que conforman la Segunda División B. El Rayo Majadahonda no fue rival para el conjunto bermellón que logró imponerse ayer por 0 a 1 en tierras madrileñas con un gol de Xisco Campos.

El Real Mallorca, ya con el ascenso consumado hace dos semanas en Anduva, se erige ahora como mejor equipo se la división de bronce del fútbol español, un título tan honorífico como intrascendente con el que cierra una temporada de ensueño.

Los de Vicente Moreno han ido tachando objetivos con el paso de las jornadas, convirtiéndose en el primer equipo en confirmar su participación en los play-off, consolidando la primera plaza del Grupo III y certificando luego el ascenso a Segunda en una dura eliminatoria ante el Mirandés.

La eliminatoria de los campeones fue un paseo para el Real Mallorca, quien ya sacó un resultado positivo del partido de la ida en Son Moix (2-1). Vicente Moreno volvió a apostar por un once cargado de suplentes, con las únicas excepciones de Xisco Campos formando en la línea defensiva, Salva Sevilla en el centro del campo y Lago Junior en ataque.

Un 1 a 0 le bastaba al Rayo Majadahonda para adjudicarse la copa de campeón. Pisó el terreno de juego mucho más centrado el conjunto madrileño, quien se hizo con el dominio del esférico en busca de ese gol que atemorizara a los bermellones. El fútbol se trata de ver portería y en ese los de Iriondo no iban a estar acertados. Los locales lo intentaron, pero fueron incapaces de fraguar una sola internada con peligro durante los primeros instantes del ecuentro.

El Real Mallorca fue despertando con el paso de los minutos y esperó al 34 para idear su primera oportunidad en el Cerro del Espino. No falló Xisco Campos a un centro magistral de Salva Sevilla desde el córner. El central de Binissalem remató de cabeza cruzado para poner el 0 a 1 en el marcador y anotar su primer tanto de la temporada, premio a una campaña soberbia del defensa mallorquín.

Ese gol hundió a los madrileños, a quienes se les ponía muy cuesta arriba la final. El Majadahonda entregaba sus armas a los rojillos. La superioridad del rival era manifiesta sobre el verde. La efectividad del Real Mallorca bien valía el título de campeón de los campeones.

De vuelta al verde tras el descanso rompió el hielo Damià, al buscar la red con un tiro desde la media luna que se perdió fuera por poco. Volvió entonces el dominio de los locales, si bien los avisos del Real Mallorca no amainaron. Es más, fueron en aumento. Los bermellones se encontraron dos veces con los postes tras los impactos respectivos de Faurlín y Cedric, este último rozado por Salcedo para desviar su impecable trayectoria.

El marcador ya no se movió y con el 0 a 1 se llegó al final del encuentro. El Mallorca cerró una temporada redonda ante el Rayo Majadahonda y puso el broche final con el título de campeón. Es tiempo para desconectar en el césped y volver al trabajo en los despachos. La Segunda B ya es cosa del pasado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!