Los dueños infractores de mascotas en Calvià podrán sustituir la multa económica por trabajo social

Las medidas alternativas a la sanción consisten en programas de educación y de voluntariado, según establece un reciente decreto de alcaldía

Excrementos caninos en una calle de la isla.

Excrementos caninos en una calle de la isla. / P.A.Ramis

Iñaki Moure

Iñaki Moure

El ayuntamiento de Calvià permitirá a los dueños de mascotas sustituir el pago de una sanción económica tras infringir – de forma leve – la ordenanza municipal de bienestar y tenencia de animales por la prestación de trabajos en beneficio de la comunidad u otro tipo de medidas alternativas. De esta forma, el gobierno municipal (PP-Vox) quiere dar la opción de que los vecinos no tengan que abonar una multa necesariamente.

Un decreto de alcaldía fechado el pasado mes de noviembre establece las condiciones en que se podrá aplicar este nuevo modelo. Para empezar ha de tratarse de una «infracción leve». Según la ordenanza municipal, en esta categoría entran supuestos como el no llevar bolsas para recoger los excrementos del animal; permitir su baño en fuentes o playas no autorizadas; o dejar a las mascotas que entren en zonas de ocio infantil u otro tipo de áreas no permitidas para animales, entre otros.

Sin reiteración

Otra condición para poderse acoger a la exención del pago de la sanción sustituyéndola por medidas alternativas es que no haya reiteración, de forma que sea la primera infracción de este tipo que cometa el dueño de la mascota. Ese propietario que haya infringido la norma municipal deberá solicitar voluntariamente si se acoge a la medida alternativa.

Cuando el infractor haya finalizado esas acciones en beneficio comunitario, el Servicio de Bienestar Animal emitirá un informe favorable dirigido al Servicio de Inspección y Sanciones para dejar definitivamente suspendida la tramitación del expediente sancionador.

Si se dan todos estos requisitos, establece el decreto de alcaldía, el procedimiento quedará suspendido durante un año como máximo y hasta que Bienestar Animal certifique que se ha superado favorablemente la sustitución de las medidas alternativas.

En el caso de que ese informe sea negativo, el expediente – es decir, la multa económica – continuará tramitándose, de forma que se impondrá la sanción.

En todo caso, la realización de esos trabajos en beneficio de la comunidad no libra a los infractores de la obligación de reparar los daños causados por su mascota.

La ordenanza actualmente en vigor establece multas que oscila entre los 30 y los 300 euros para las infracciones leves; de 301 a 600 euros para las graves; y de 601 a 3.000 euros para las más graves. Tienen la consideración de infracciones graves acciones como dejar a los animales encerrados en vehículos poniendo en peligro su vida; no recoger los excrementos de la vía pública; colocar trampas no autorizadas o sustancias tóxicas; y no procurar a los animales atención veterinaria, entre otros supuestos.

Respecto a las muy graves, tienen esta consideración actuaciones como organizar peleas ilegales de animales o utilizarlos en atracciones feriales. En el caso de las infracciones graves y muy graves, no puede aplicarse la mencionada conmutación del castigo administrativo, como subraya el teniente de alcalde Manuel Mas (Vox), responsable de Bienestar Animal, entre otras áreas.

Ofrecer opciones

Esas medidas alternativas podrán consistir en la participación en programas formativos y educativos del ayuntamiento de Calvià, o bien en la realización de tareas de voluntariado en temas relacionados con el cuidado de los animales a través del fomento de la concienciación ciudadana, en un centro de acogida municipal, por ejemplo.

Según consta en la mencionada resolución municipal, se fijarán unas horas de dedicación a las medidas alternativas «en función de la gravedad de la sanción correspondiente a la infracción cometida», al tiempo que se establecerá una duración de entre tres y 12 horas de participación en programas formativos o labores de voluntariado. La posibilidad de acogerse a esta conmutación dependerá en todo caso de que haya plazas disponibles.