Calvià

Así serán las playas de Calvià a partir de 2024: camas balinesas, servicios desde marzo y hamacas y sombrillas más caras

El Ayuntamiento saca a concurso sus 14 playas por un importe total de 166 millones de euros

d1a0bf89 164f 49ec 9a71 b7b1677dbb5b 16 9 aspect ratio 75p 0

d1a0bf89 164f 49ec 9a71 b7b1677dbb5b 16 9 aspect ratio 75p 0

Iñaki Moure

Iñaki Moure

A partir de 2024, las playas de Calvià presentarán varias novedades, como la presencia en algunos casos de camas balinesas en la parte trasera de los arenales, complementando la tradicional oferta de hamacas y sombrillas (que, por cierto, suben de precio desde la próxima temporada). A esto hay que unir que, por primera vez, habrá servicios en los arenales en los meses de marzo y noviembre, para acercarse a la promesa del gobierno PP-Vox de una apertura durante todo el año.

Todas estas novedades se incluyen en el pliego de condiciones que regirá el concurso para adjudicar la explotación de las 14 playas existentes en el municipio, durante los próximos cuatro años, con opción a otros cuatro prorrogables. Se trata del mayor contrato que adjudicará el Consistorio en esta legislatura, con un valor estimado en total de 166,5 millones de euros. Las empresas adjudicatarias deberán abonar el correspondiente canon a las arcas municipales.

La playa más cara, la de Magaluf, con un valor de explotación de 1,1 millones de euros; seguida de la de Santa Ponça (poco más de un millón de euros); Palmanova (530.000 euros); es Carregador de Palmanova (496.400 euros); la Romana y Torà de Peguera (413.000 euros); Palmira, en Peguera también (368.000); Son Maties (342.500); el Oratorio de Portals Nous (321.400); Cala Comtessa y Cala Xinxell (306.900); y Cala Falcó (192.400), por mencionar los principales arenales calvianers.

El Ayuntamiento ha publicado esta semana las bases de la licitación, con la intención de que pueda dar tiempo a culminar el proceso de adjudicación para el inicio de la próxima temporada, algo que no tiene tan claro la oposición socialista, que advirtió en el último pleno de que el gobierno municipal «llegaba tarde».

Dudas socialistas

«Tenemos la evidente preocupación de que este retraso pueda impedir que tengamos servicios en las playas al inicio de esta temporada. Es de una irresponsabilidad manifiesta por parte de PP y Vox», sostuvo el portavoz socialista local, Alfonso Rodríguez Badal, quien lamentó que esta urgencia de última hora del Ayuntamiento para aprobar los pliegos ha privado a la oposición de un debate y análisis en profundidad del contrato.

El Consistorio presidido por el alcalde Juan Antonio Amengual (PP) confía, por el contrario, en que la licitación esté lista para la próxima temporada y achaca el retraso al anterior gobierno de izquierdas, dado que éste «no tenía definido el concepto de diseño de las playas en noviembre de 2022». Además, informó el Ayuntamiento en un comunicado, «el equipo redactor del pliego no tenía el apoyo del área de Vías y Obras de la pasada legislatura para la ejecución de los planos de las instalaciones temporales».

En detalle

A partir del año que viene, las tarifas por uso de hamacas y sombrillas subirán hasta los 6,50 euros, dos euros más que en la actualidad. También se incrementará la tarifa de los velomares: de 15 a 20 euros. Sobre este punto, el PSOE lamentó que esta actualización tarifaria va en contra del uso ocasional que puedan hacer los residentes de Calvià.

El gobierno municipal y la oposición discrepan sobre la extensión del servicio de playas, a marzo y noviembre. El Consistorio destaca que es una «novedad destacada», mientras que los socialistas aseguran que irá en detrimento del «descanso medioambiental de las playas».