Fiestas populares

Firó de Sóller: Peligra el desembarco moro como protesta de los colectivos

Las restricciones al uso de armas establecidas por la Guardia Civil son el motivo del malestar del Ayuntamiento y los organizadores de la fiesta

Imagen de un pasado desembarco moro en el Port de Sóller.

Imagen de un pasado desembarco moro en el Port de Sóller. / Pere Joan Oliver Orell

Joan Mora

Se aproxima la tormenta perfecta en Sóller. Al anuncio de lluvias intensas para el fin de semana de feria y la amenaza de huelga de los servicios de limpieza viaria y recogida de basuras que todavía sigue en firme, se le suma ahora la protesta que ejercerán los colectivos que organizan el Firó de Sóller, que podría verse alterado respecto a su formato habitual. Tanto es así que ahora mismo no está claro que se produzca uno de los episodios más vistosos de las batallas entre moros y cristianos, en tanto que los colectivos de payeses y sarracenos estudian suprimir el desembarco de las tropas moras en la playa de Can Generós con el que habitualmente se da inicio al Firó

Además, tampoco se descarta que en esta primera batalla se desplieguen pancartas de protesta contra las medidas de seguridad que la Delegación del Gobierno ha previsto para la edición de este año para la fiesta por excelencia de Sóller.

En el trasfondo de esta turbulencia están las restricciones al uso de armas que se ha previsto para este año establecidas por Intervención de Armas de la Guardia Civil. 

Perímetros para disparar

Así, los usuarios de los trabucos y espingardas sólo podrán disparar sus armas cuando se encuentren en unos perímetros habilitados para tales efectos en cada uno de los recintos donde se llevarán a cabo las batallas. De esta manera, los trabucaires no podrán disparar las armas de avancarga fuera de estos recintos como era habitual hasta el año pasado. Además estos espacios deberán estar acotados con barreras físicas y situarse a un mínimo de cuatro metros de distancia de las personas del público

La norma, que se aplicará por primera vez este año, también exige que el suelo de estos recintos esté mojado con agua y que haya una persona con un extintor de mano para hacer frente a posibles incidencias relacionadas con el uso de la pólvora.

Representantes de los tres colectivos implicados en la organización del Firó mantuvieron el lunes por la tarde una reunión con el ayuntamiento con el fin de analizar la situación. Estos colectivos, horas antes de este encuentro, informaron al Consistorio que renuncian a la organización de las batallas.

Reunión Simarro-Calvo

Mientras tanto, el alcalde de Sóller, Carlos Simarro, ha mantenido este martes una reunión telemática con la delegada del Gobierno en las islas, Aina Calvo, con el fin de analizar las restricciones que se prevén aplicar para el Firó. 

A pesar de que no ha trascendido el contenido de la reunión, fuentes próximas al gobierno municipal informan que el alcalde ha manifestado a la delegada del Gobierno su malestar por estas restricciones y le hecho llegar un mensaje de que «desvirtúan» el Firó. 

Carlos Simarro y Aina Calvo podrían volver a reunirse a lo largo de esta semana para abordar la cuestión. Mientras, el ayuntamiento de Sóller está a la espera de recibir el visto bueno de esta institución para hacer uso de las 29 armas simuladas que participarán en el Firó de la próxima semana.

Delegación del Gobierno afirma que la medida «no es ningún capricho»

La Delegación del Gobierno informa este martes que las medidas que se aplicarán este año en el Firó fueron recogidas en una norma que entró en vigor en 2020 con la que ya se prohibió el uso de escopetas de caza en fiestas populares.

Explican que este año, tras la pandemia, se aplicará de forma normalizada el reglamento que fija recomendaciones y prescripciones de obligado cumplimento en fiestas populares con uso de armas. Además, señalan que esta institución trabaja para dar «una solución segura y adaptada para hacer cumplir la ley» para garantizar la seguridad ciudadana y que las nuevas medidas no son fruto de «ningún capricho», ya que se han venido analizando en al menos tres reuniones que la Delegación ha mantenido con los organizadores del Firó. 

La Delegación señala que las prescripciones de obligado cumplimento se aplicarán a partir de los informes que han elaborado los especialistas y los técnicos de esta administración.