50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cáñamo, el futuro «oro verde»

Noma es la primera cooperativa de Baleares dedicada a dicho cultivo | Ahora están en su segunda campaña de cosecha y han presentado sus primeros productos que han confeccionado bajo la marca Canem, por ejemplo, el aceite de CBD

Cáñamo, el futuro oro verde R.F.

Si en estos momentos las algarrobas son puro oro negro, en Noma, la primera cooperativa de Balears dedicada al cultivo de cáñamo, tienen claro que esta planta podría convertirse en «oro verde porque se podría crear una gran industria». De hecho, su iniciativa suma el apoyo de la conselleria de Agricultura. Precisamente, la propia consellera Mae de la Concha les ha animado a presentar un proyecto piloto junto a Cooperatives Agro-alimentàries porque tiene claro que puede ser un cultivo de lo más interesante para «revitalizar el sector primario».

Monasterio explica el proceso al que someten la planta.

Monasterio explica el proceso al que someten la planta. R.F.

Inés Calleja es la presidenta de Noma, que también suma a Nuño Monasterio, Thomas Fernández y Rogelio Fernández. Este viernes han presentado en sociedad en la finca de Binissalem (localizada gracias a la iniciativa Banc de Terres) su proyecto y sus primeros productos que han confeccionado bajo la marca Canem, en concreto se trata del aceite de CBD, elaborado a partir de las plantas de sus cultivos con una base de aceite de oliva virgen extra ecológico de la DO Mallorca. Es un producto 100% local pese a que su confección pasa por Italia y Granada.

La materia prima. R.F.

«Hemos apostado por el aceite de CBD por sus enormes beneficios. Entre sus múltiples propiedades y efectos terapéuticos podemos destacar su potencial analgésico, antiinflamatorio, ansiolítico, antiespasmódico... Vienen padres con hijos que tienen autismo y ataques de epilepsia», enumera Calleja.

Visita a la plantación de cáñamo en Binissalem. R.F.

En la finca de Binissalem tienen 2.300 plantas. En concreto, se plantan dos tipos de cannabinoides el CBD (cannabidiol) y CBG (cannabigerol). «Mientras el THC puede provocar efectos psicotrópicos, otros cannabinoides como el CBG o el CBD son sustancias seguras y no adictivas», desgranan. En estos momentos, en Noma están en plena campaña de cosecha. Es su segunda campaña. Inés Calleja remarca que utilizan semilla certificada por la Unión Europea que cuenta con los niveles mínimos de THC (un 0,2%). «Es como la cerveza, con o sin alcohol», compara para que quede claro.

Nuño Monasterio, Inés Calleja, Thomas Fernández y Rogelio Fernández. 2 Fernández explica las propiedades de la planta. R.F.

Para llegar aquí, el camino no ha sido fácil. Han tenido que superar muchas reuniones, muchas investigaciones, pero en la conselleria de Agricultura «estaban dispuestos a escuchar» y «apoyaron el proyecto». «La primera cosecha fue el verano pasado, pero perdimos el 40% por la oruga, que se come la planta», recuerda. «El verano pasado, con la materia prima extraída, estudiamos el proceso de sacar una cosmética de CBD. Localizamos una planta de extracción de esta materia prima en Italia que utiliza una tecnología que extrae y preserva todas las propiedades de la planta utilizando un cóctel específico de enzimas». En España no hay planta de extracción autorizada, pero la materia prima es 100% local. Así, se manda la biomasa y el aceite de oliva a la planta de extracción italiana. De Italia, se remite a un laboratorio de Granada que se encarga de registrar los productos, además del embotellado y el empaquetado. El resultado es un producto cosmético. El aceite de CBD está certificado para uso bucal. «Para saber la dosis adecuada, se puede consultar la calculadora que hemos creado en www.canem.es», detalla Calleja, que recuerda que dicho aceite no pasa ni por hígado ni por los riñones. Eso sí, avisa que si alguien toma medicación anticoagulante, primero debe consultar al médico. Sus productos pronto llegarán a farmacias y herboristerías, ahora están trabajando en la parte comercial. De momento, tienen venta directa en la finca, en la web o a través de redes sociales.

Cáñamo, futuro oro verde R.F.

La consellera Mae de la Concha, junto a representantes de las Cooperatives Agro-Alimentàries, han visitado la finca binissalamera donde Noma se dedica al cultivo de cáñamo para interesarse por la evolución del proyecto. Y es que Calleja deja claro que cuando apostaron por cambiar sus profesiones y dedicarse al cáñamo querían que fuera «transparente, legal y que todo el mundo lo supiera para desestigmatizar el tema del cannabis».

Cáñamo, futuro oro verde R.F

Entre sus retos está un estudio que se realizará con la UIB para crear un manual de buenas prácticas para que el agricultor sepa cómo cultivarlo. Otro reto es dar con la variedad local que antaño se cultivaba en la isla. «Antiguamente se cultivaba cáñamo. Nuestra intención es recuperar esta semilla que estaba adaptada a la isla. Hemos hablado con Varietats Locals y buscamos algún padrí o padrina que la conserve», anuncian.

Compartir el artículo

stats