Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cierre de tres chiringuitos de la playa de es Trenc: Negocios arruinados y trabajadores despedidos a las puertas de la temporada turística

Los concesionarios piden una reunión con la conselleria de Medio Ambiente para que les explique la decisión - Los trabajadores plantean como alternativa al cierre un año de transición hasta hacerlo efectivo, nuevas restricciones o la reubicación de los kioskos

Chiringuito de es Murters, entre ses Covetes y sa Ràpita, uno de los tres obligados a cerrar

La protección del Parc Natural de es Trenc tiene consecuencias económicas. Miquel Pizá, propietario del chiringuito de es Trenc de la zona de es Murters, ubicado entre ses Covetes y sa Ràpita, recuerda la importancia que llegaron a tener los chiringuitos y las concesiones en la economía del municipio de Campos en la década de los noventa. "En esos años unas 120 familias vivían del trabajo que realizaban durante el verano en las concesiones de playa, entre empresarios y empleados. Ahora, en cambio, después del cierre de tres de los seis chiringuitos ordenado por la conselleria de Medio Ambiente, apenas quedarán unas cinco familias al frente de los negocios", lamenta.

Pizá es uno de los principales afectados por la decisión del Govern, hecha pública hace solo quince días, sin previo aviso y a las puertas de la temporada turística. El suyo es uno tres chiringuitos que este año no podrán abrir sus puertas al público el 1 de mayo, salvo cambio de criterio. El negocio de su vida, que regenta desde el año 1989, se derrumba, igual que el futuro laboral de sus dos últimos empleados -llegó a tener contratados 18-, con los que llevaba el bar y una concesión de cincuenta hamacas.

Una pareja camina por la orilla de la playa de es Trenc T. Obrador

"La dirección del Parque Natural de Es Trenc-Es Salobrar de Campos no nos ha dado por el momento ninguna información sobre el cierre. Por eso solicitamos una reunión al conseller de Medio Ambiente, Miguel Mir, para que nos explique y justifique la decisión que ha tomado, de la que no teníamos ninguna noticia y tanto nos afecta", reclama.

Miquel Pizá: "La dirección del Parque Natural no nos ha dado por el momento ninguna información sobre el cierre. Por eso solicitamos una reunión al conseller de Medio Ambiente, Miguel Mir, para que nos explique y justifique la decisión"

decoration

Tras la denuncia de la alcaldesa de Campos, Francisca Porquer, del pasado 2 de abril, anunciando la decisión de Medio Ambiente de clausurar de tres de los seis chiringuitos de es Trenc, adelantada por Diario de Mallorca, el conseller de Medio Ambiente señaló el martes en el Parlament que el motivo son los "graves problemas de conservación y recesión" que sufre Es Trenc", una justificación que quiso separar de otros decisiones que dependen de Demarcación de Costas en otras zonas del litoral de Mallorca no protegidas.

"Estamos más que preocupados con la decisión del cierre del chiringuito", reconoce abiertamente Rafael Rosado, que trabaja en desde hace cuatro años en el kiosko de es Morter con su compañero Cosumano Gucciardi, pero que acumula más de 20 años de actividad laboral en las concesiones de la emblemática playa del municipio de Campos.

"Normalmente, el 1 de abril empezábamos con todos los trabajos preparatorios para poder abrir el 1 de mayo, pero ahora no sabemos a qué atenernos, estamos en la calle sin previo aviso y sin haber cobrado todavía ninguna indemnización por despido", denuncia el trabajador. "Creo que lo normal es que nos hubieran avisado de los cambios cuando cerramos el año pasado en octubre o el pasado mes de diciembre, cuando al parecer la conselleria de Medio Ambiente ya había concluido el informe que dictamina el cierre de los tres chiringuitos", reclama.

Chiringuito de es Murters

Rafael Rosado recuerda que desde la declaración de es Trenc como Parc Natural de 2017, los antiguos chiringuitos de obra "fueron demolidos y tras un año sin concesiones se autorizó el montaje de pequeños chiringuitos desmontables sin terraza, a los que se añadían nuevas restricciones cada año", detalla. Por ejemplo, los tres que este año todavía podrán abrir no podrán contar con generadores de electricidad a gasoil cuando las placas solares no den para mantener las neveras del kiosko.

Rafael Rosado: "Existe una sensación de indignación. Lo trabajadores nos encontramos de un día para otro en la calle y sin plan alternativo"

decoration

Rosado añade, además, que muchos empresarios "todavía no han podido amortizar los gastos de inversión en el chiringuito desmontables y todas las mejoras que estaban obligados a aplicar cada año por las nuevas restricciones impuestas" y que "existe una sensación de indignación general entre trabajadores y concesionarios", subraya. "Los trabajadores nos hemos quedado sin plan alternativo, condenados a buscarnos la vida", lamenta.

Según Rafael Rosado y su compañero Cosumano Gucciardi, cualquier solución sería mejor que el cierre de los chiringuitos sin otra alternativa. "Reubicarlos, aplicarles nuevas restricciones, reducir el número de hamacas de las concesiones o incluso dar un año de gracia antes del cierre definitivo sería mejor que acabar con los kioscos sin más", consideran los trabajadores, que además adviertes de las consecuencias negativas para el parque natural. "El personas de los chiringuitos hacíamos un trabajo de limpieza diario en la playa y tras la suspensión de las concesiones los vendedores ambulantes proliferarán por el arenal".

Compartir el artículo

stats