No hay ninguna duda que el carnaval es una celebración que desata las ganas de fiesta y de alegría pero también es una cita donde la reivindicación y la crítica social están a la orden del día. Precisamente es lo que ha ocurrido este fin de semana en muchos pueblos de la isla donde los disfraces han tomado las calles de los municipios. En Sant Joan, por ejemplo, la asociación de la Tercera Edad ha sido de lo más reivindicativa. De lo más reivindicativa y de lo más marchosa. Su comparsa Som major, no beneita se ha alzado con el primer premio. 

Y es que sus componentes iban ayudadas por unos andadores pero cuando se ha activado la música han dejado de lo más claro que llevan el ritmo en el cuerpo. Una de ellas, Maria Antònia Barrosso, lo ha explicado bien alto: «Queremos hacer una campaña reivindicativa para dejar claro a los bancos que somos mayores, pero no tontos. Queremos reivindicarlo para que se nos escuche y que las entidades bancarias nos traten así como merecemos». 

La recuperación turística también ha cuajado en la rua de esta jornada dominical como la comparsa santjoanera con el lema Els guiris han tornat

Un mundo fantástico

Crítica social aparte, el colorido y el ambiente festivo aportado por los disfraces han dejado patente que había ganas de carnaval. No han faltado súper héroes, personajes de Mario Bros, piratas, estrellas, pilotos, azafatas, arcoíris y todo un mundo encantado de animales y princesas que ha permitido a los participantes disfrutar de una jornada carnavalesca de lo más divertida. 

Sant Joan, Alcúdia, Pina, Alaró, Porreres, S’Alqueria Blanca, S’Arracó, Muro o la Colònia de Sant Jordi son algunos municipios que este domingo han llenado sus calles y plazas de carnaval ya sea en pasacalles o bien en talleres y animación infantil en parques y plazas para pasar una mañana de domingo de lo más entretenida.

Tanto en Pina como en Porreres como en Alaró la mañana de domingo ha estado regada de animación infantil y disfraces para todos los gustos. Además, en el Parc de n’Hereveta porrerenc los más pequeños guiados por distintos monitores han elaborado unas máscaras de carnaval de lo más fantásticas.

Te puede interesar:

En Alaró, después del parón obligado por la pandemia la rueta ha vuelto a celebrarse con una fuerte participación. El grupo encargado de amenizar la fiesta de disfraces ha sido el tradicional grupo Cucorba. En Pina también ha habido fiesta de carnaval que ha contado con animación infantil en la plaza del municipio.