Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Calvià

El pacto urbanístico de Costa d’en Blanes evita que Calvià pague 98 millones de euros

El pleno aprueba inicialmente la cesión al Consistorio de zonas verdes a cambio de un aumento de la edificabilidad en el Sporting y Marineland

Solar de Costa de'n Blanes. Juan Luis Iglesias

El pleno del ayuntamiento de Calvià aprobó ayer de forma inicial el convenio urbanístico por el cual el Ayuntamiento obtiene la cesión de varias zonas verdes que suman 15.000 metros cuadrados en el arco litoral que va desde Punta Negra a Costa d’en Blanes, a cambio de permitir a la propiedad (la familia Blanes) un aumento de la edificabilidad en los terrenos donde se ubican el Sporting Tenis Club y Marineland. El PSOE, la coalición Podem-Més y la edil no adscrita votaron a favor, mientras que PP, Vox y la regidora del Grupo Mixto se abstuvieron.

Durante el debate, el teniente de alcalde de Urbanismo, Marc López (PSOE), destacó que se trata de un «buen acuerdo» que saldará un expediente expropiatorio «a coste cero» para las arcas municipales. Recordó que hace más de 30 años se calificó todo este ámbito como espacio libre público, es decir, como zona verde.

Esto hizo que la propiedad pudiera pedir al Ayuntamiento que expropiara. En 2017, los dueños cuantificaron la expropiación en 98,2 millones, «cifra absolutamente inasumible para las finanzas municipales», dijo López. Esa cifra equivaldría prácticamente a todo el presupuesto municipal de este año: 102,3 millones. A cambio de este nuevo pacto, la propiedad obtendrá un aumento «razonable» de la edificabilidad en las parcelas ya desarrolladas donde se sitúan el club de tenis y el delfinario.

«Así podrán regularizar lo que sea regularizable y mejorar un poco las instalaciones. Quizá el Sporting pueda cerrar las pistas de pádel. E igual el Marineland, si lo cree necesario, puede hacer un nuevo centro de interpretación», señaló el teniente de alcalde, quien se extendió sobre la situación de la parcela situada entre estas dos instalaciones, un terreno sobre el que hay 479 derechos de servidumbre de otros tantos vecinos de Costa d’en Blanes.

Se mantendrán los derechos

«Los vecinos podrán seguir disfrutando de sus derechos. Lo único que, en vez de tener que tratar con la propiedad privada, lo harán con la del Ayuntamiento. Podemos indemnizar por esos derechos o mantenerlos. La opción preferida por el Ayuntamiento es la de mantenerlos. Todo lo haremos de acuerdo con la comunidad de propietarios, con la asociación europea de Costa d’en Blanes», expuso López.

Desde la oposición, la portavoz municipal del PP, Luisa Jiménez, no se opuso frontalmente al convenio -«Es de interés público para los ciudadanos», dijo-, pero sí que dijo que el Consistorio debería informarles mejor sobre este acuerdo. Jiménez recordó además que algunos de ellos no sólo tienen derechos de servidumbre de paso, sino también de uso y disfrute.

Compartir el artículo

stats