Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Calvià

Las luces navideñas regresan a Calvià con un gasto de 75.000 euros

En 2020, el Consistorio dedicó toda la partida de iluminación para ayudar a familias vulnerables

Iluminación navideña en el municipio de Calvià.

El ayuntamiento de Calvià ha adjudicado por 75.582 euros (con impuestos incluidos) el contrato de instalación de iluminación navideña en las calles del municipio. Calvià recupera así la partida para colocar la ornamentación viaria típica de estas fechas después de que, el año pasado, todos los fondos por este concepto se dedicasen a ayudas para familias vulnerables, en plena crisis de la covid. El importe dedicado este año es algo inferior al de 2019, cuando se adjudicó este mismo servicio por 91.686 euros.

En principio, el contrato salió a licitación por un total de 128.441 euros, con la posibilidad de añadir un año más de prórroga, y finalmente se ha adjudicado por una cantidad menor. En el contexto de la crisis causada por la pandemia, el Consistorio estudia cómo aprovechar esa diferencia económica para dedicarla a ayudas sociales.

En la memoria justificativa de la licitación, se detallaban los diferentes tipos de iluminación a instalar. Así, en las calles de Calvià habrá 68 palmeras del tipo «cortina de lámparas» con tecnología LED, de dimensiones aproximadas de dos metros de ancho por seis de altura para alumbrar el tronco de la palmera.

En 115 árboles, además, se instalan «cordones luminosos» de 12 metros de largo para cubrir el tronco y las ramas. Además, estaba previsto que hubiese 34 motivos navideños con dimensiones aproximadas de 2,60 por 0,60 metros, en diferentes puntos del término municipal, también con tecnología LED.

La empresa adjudicataria debe encargarse del suministro, montaje, desmontaje y trabajadores que se requieren para realizar la ornamentación. El argumento que dio el Ayuntamiento para sacar a concurso este servicio de instalación de iluminación navideña en vez de asumirlo con medios propios fue que carece de los «medios humanos y materiales suficientes para poder instalar nuevos ornamentos» y que dispone de una brigada de alumbrado que «colocará aquellos ornamentos propiedad del mismo Ayuntamiento».

Como era habitual por estas fechas en la época anterior a la covid, la iluminación navideña ha provocado algunas críticas de vecinos que consideran escasos y poco vistosos los ornamentos instalados, mientras que otros ven innecesario un gran despliegue lumínico en medio de la actual crisis sanitaria. La polémica es recurrente en un municipio con núcleos tan diseminados y sin centros definidos de actividad comercial.  

Compartir el artículo

stats