Los búnkeres de la playa de es Trenc han sido atacados con pintadas vandálicas, inscripciones realizadas con espray que niegan la existencia de la pandemia del coronavirus y mutilan la intervención artística que sobre los antiguos nidos de ametralladora realizó en 2014 el colectivo de artistas Boa Mistura, utilizando el color blanco y los versos de Miquel Costa i Llobera.

La acción fue denunciada el domingo por bañistas que acudieron al arenal del municipio de Campos, declarado parque natural en el año 2017, causando una oleada de indignación en las redes sociales no solo por el mensaje negacionista, sino también por dañar una intervención artística que en su día gozó de una amplia repercusión internacional y el eco de publicacones especialistadas en viajes como National Geographic.

Las pintadas, en espray negro y rojo, expresan mensajes como "coronatimo", "covid show", "covidiot", "tiranovirus" y "coronafake" y se ceban especialmente en las cuatro fachadas de uno de los búnkeres, el que lleva el verso de Costa i Llobera "Oh, glop d'eternitat".

Transformar los búnkeres militares de es Trenc en obras de arte fue el objetivo de la intervención llevada a cabo por el colectivo de artistas Boa Mistura en el año 2014, consiguiendo un cambio estético evidente en uno de las playas más emblemáticas de Mallorca.

La idea de la intervención artística fue vincular el paisaje con los versos de Miquel Costa i Llobera. Y convertir las antiguas construcciones bélicas, que se encontraban en un avanzado estado de degradación, en sutiles lienzos de poesía.

Transformar los búnkeres militares de es Trenc en obras de arte fue el objetivo de la intervención llevada a cabo por el colectivo de artistas Boa Mistura en el año 2014

Boa Mistura es un colectivo de artistas urbanos nacido a finales de 2001 en Madrid y formado por más de 70 personas. Su obra se desarrolla principalmente en espacios públicos y es reconocido internacionalmente por sus trabajos en ciudades como Sao Paulo, Panamá, Ciudad del Cabo o México, así como por sus intervenciones en el Museo Reina Sofía o la Casa Encendida.

En toda la costa de Campos, pero principalmente en la zona de la playa de es Trenc, se pueden observar numerosos restos de antiguos nidos de ametralladora. En muchas ocasiones se han atribuido a la Guerra Civil, aunque fueron construidos posteriormente, para rechazar un posible desembarco durante la II Guerra Mundial. Finalmente nunca se les dio uso. Hasta la intervención de Boa Mixtura en 2014 se encontraban totalmente abandonadas y eran objeto de numerosos actos vandálicos.