Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El puerto de Palma se prepara para el futuro

La propuesta de Delimitación de los Espacios y Usos Portuarios de Palma proyecta el crecimiento del tráfico e incorpora los cambios urbanísticos y reordenación de esta zona

El puerto de Palma, que sufrirá una remodelación en los próximos años. | APB

La Autoridad Portuaria de Balears (APB) ha sacado a información pública la propuesta de Delimitación de los Espacios y Usos del puerto de Palma. En este documento se recogen los cambios realizados en los últimos años, como la reforma del Port del Molinar, el esponjamiento del Contramuelle, pero también las intervenciones previstas para los próximos años, como la remodelación del paseo marítimo y la redistribución de la zona de atraque de ferris y cruceros, así como la actividad de los astilleros.

El documento tiene en cuenta también la voluntad de las distintas administraciones de reducir el número de cruceristas que visitan la ciudad en un mismo día.

Traslado de ferris

Sant Carles y el Dique del Oeste para mercancías y pasajeros

La previsión es que se unifiquen las terminales y que los ferris lleguen al Dique del Oeste, los cruceros se concentrarán en los muelles de Paraires-Ponent y los muelles comerciales tendrán un uso compartido entre los buques de graneles sólidos y la industria de reparación de embarcaciones.

El pasado 3 de mayo, la APB anunció que había adjudicado a la redacción del proyecto básico, los proyectos constructivos y la correspondiente tramitación ambiental de los nuevos atraques y explanadas para el tráfico de ferris en el Dique del Oeste por la cantidad de 1,6 millones de euros. La pretensión es que en este punto puedan atracar hasta ocho ferris de manera simultánea.

Cruceristas

Un descenso del 5% si se implantan nuevas medidas

De no tomarse medidas, en 2030 podría alcanzarse los tres millones de cruceristas. Pero la propuesta de nuevos usos portuarios tiene en cuenta la voluntad de las distintas administraciones de poner medidas efectivas «para frenar o invertir las tendencias» y que podrían conllevar una reducción del 5% en cruceristas. Así, el escenario pesimista prevé la llegada de 1,5 pasajeros, frente a los más de dos millones que se registraron en 2018 y 2019.

El documento destaca que a diferencia de lo que ocurre con los ferris, «la estrategia en cuanto a superficie y recursos que destinar en el puerto para este tipo de actividad es más incierta, por los problemas medioambientales y el debate en torno a la sostenibilidad del turismo, principalmente en relación con la coincidencia de grandes buques en el puerto».

«Lo que sí resulta un planteamiento compartido por las distintas administraciones es que no quiere crecerse ni en superficie ni en atraques», añade el documento.

Tráfico de pasajeros

Más de dos millones en el escenario más optimista

Las previsiones sobre tráfico de pasajeros en régimen de transporte oscilan desde los más de dos millones de viajeros en el escenario más optimista a los 1,2 millones en las circunstancias más adversas.

Actividad industrial

Más de dos millones en el escenario más optimista

La previsión es mantener en la zona de los muelles comerciales la actividad de reparación de embarcaciones y concentrar ahí toda o la mayor parte de la actividad. Además, «se ha propuesto dotarla de más superficie en tierra y agua» e invertir en medios de elevación (como un syncrolift) que permitan poner en seco embarcaciones de mayor porte. Unas 400 empresas y más de 1.000 personas en plena temporada trabajan en esta industria.

Amarres

Estrategia de contención y no crecimiento

Queda descartado ampliar el número de amarres. La APB indica que el desarrollo de la náutica-deportiva está supeditado a las necesidades de los tráficos portuarios de pasaje y mercancía y que «como mucho, se pueden llegar a optimizar las dársenas actuales», que son 22.

Contramoll-Mollet

Espacio abierto a la ciudad y Museo Marítimo

La reconversión de este lugar permitirá un espacio polivalente de usos portuarios (pesqueros y náutico-deportivos) en el que se ubicará el Museo Marítimo.

Paseo Marítimo

Una reforma que enlaza con el nuevo Club de Mar

El nuevo Paseo Marítimo, cuyas obras ya deberían haberse sacado a licitación, tendrá 160.000 metros cuadrados de espacios verdes y grandes aceras. Junto con la reforma del Club de Mar, ya iniciada, se ganará espacio de uso público.

Compartir el artículo

stats