Falsas intoxicaciones en hoteles de Mallorca: Una trama extendida a la Costa del Sol y Canarias en el caso de Globales

A la compañía fundada por José Luis Carrillo se ha llegado a reclamar más de 5,5 millones de libras

Se ofrecía a los turistas obtener hasta 40.000 libras de indemnización sin coste para ellos

La británica Laura Cameron saliendo de los juzgados, en Palma, en una imagen de archivo, tras declarar por las falsas intoxicaciones en los hoteles.

La británica Laura Cameron saliendo de los juzgados, en Palma, en una imagen de archivo, tras declarar por las falsas intoxicaciones en los hoteles. / F. A.

La banda organizada liderada por la británica Laura Cameron, en el supuesto fraude de las falsas intoxicaciones alimentarias de turistas que venían de vacaciones en régimen de todo incluido a Mallorca, al parecer también actuaba en la Costa del Sol y Canarias. En el caso de Globales (Grupo Optursa) —se personan como acusación particular la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM) y cinco sociedades— constan casos en hoteles de la cadena en la isla y en Menorca, Marbella, Fuengirola, Estepona Fuerteventura, Tenerife y Las Palmas.

A la compañía fundada por José Luis Carrillo se le ha llegado a reclamar más de 5,5 millones de libras (alrededor de 6,4 millones de euros). Se han abonado indemnizaciones por 205.500 euros, y los casos cerrados aún pendientes de pago rozan 200.000 euros. Sigue habiendo otros casos activos, por más de 112.000 euros. Las reclamaciones fraudulentas se produjeron desde 2014 y colean hasta 2019.

En los hoteles Club Mac de Alcúdia de los cerca de 800 turistas que reclamaron solo consta que solicitaron atención médica 38 clientes, si bien los establecimientos habían pasado las inspecciones de salud incluso de los propios turoperadores, que continuaban contratándolos, según deja constancia la abogada Carolina Ruiz, de Monlex. El entramado de Cameron ofertaba obtener hasta 40.000 libras (unos 46.700 euros) de indemnización.