El IBDona se desentiende: el vicepresidente «ha reconocido el error»

Su directora, Catalina Salom, valora positivamente «la contundencia» del cese de Serra

El feminismo pide la «inmediata dimisión» de Costa

Pancarta de 'tolerancia cero' que colgaba el lunes del despacho de Costa y que el martes desaparecía.

Pancarta de 'tolerancia cero' que colgaba el lunes del despacho de Costa y que el martes desaparecía. / B. Ramon

Nair Cuéllar

Nair Cuéllar

Mientras el feminismo de Mallorca se vuelca para exigir la «inmediata dimisión» del vicepresidente del Govern, Antoni Costa; el Institut Balear de la Dona (IBDona) no solo se desentiende, sino que aplaude su actuación.

Su directora, Catalina Salom, valoró este martes positivamente «la contundencia» con la que el Ejecutivo balear ha cesado a Juan Antonio Serra Ferrer, acusado de agresión sexual y de atacar a un policía, unos hechos-apuntó- «incompatibles con la ejemplaridad que se le tiene que pedir a un servidor público». Además, aplaudió «que se haya reconocido el error de su nombramiento y de creer su palabra y no la de la víctima».

Eso sí, puso énfasis en su «férreo compromiso en la lucha contra todas las formas de violencia machista» y reiteró su apoyo «a todas las víctimas», a las que dijo «no se puede cuestionar para evitar la doble victimización a la que se ven sometidas». Maria José Busquets, portavoz del Moviment Feminista de Mallorca, consideró en este sentido que la forma de actuar del portavoz del Govern ha sido en sí misma «una falta de respeto total hacia la víctima» y que Costa, al ocultar el proceso judicial abierto contra Serra, «no ha cometido un error sin más», sino que «ha encubierto a un agresor», un hecho «reprobable» por el que pidió su «inmediata dimisión».

«No creemos que tenga el talante y el perfil para ser un buen vicepresidente» aseguró taxativa, ya que criticó que es el representante de un partido «negacionista» que no ha hecho más que demostrar «lo que opina sobre la desigualdad, sobre la lucha feminista, sobre los derechos de las mujeres y sobre la violencia de género».

Por todo ello, Busquets invitó al Ejecutivo balear a revisar la última estadística del Instituto Nacional de Estadística (INE) para que decida «si va a hacer algo al respecto o Balears va a seguir liderando las cifras sobre agresiones sexuales en estos cuatro años de mandato».

«No ha sabido reaccionar»

La pasada semana la presidenta del Govern, Marga Prohens, resaltaba por el 25N el compromiso de su Ejecutivo contra la violencia de género, una promesa que Xisca Mas, del Lobby de Dones de Mallorca cuestiona. «Habló de tolerancia cero y a la primera de cambio no ha sabido reaccionar de forma radical», criticó sobre su decisión de no cesar a Antoni Costa. Debido a ello, aseguró que «las feministas de Mallorca seguiremos pidiendo su dimisión» ya que apuntó con contundencia, «no basta con disculparse. En la función pública se tiene que ser muy escrupuloso y el vicepresidente no tenía que haber confiado en Serra».

A su petición también se sumó la Associació de Dones de les Illes Balears per a la Salut (ADIBS-DONASANA), cuya presidenta, Jimena Jiménez, fue tajante al considerar que Costa encubrió a Serra «porque no tiene muy claro el concepto de violencia de género y no dio importancia» a lo que le había sucedido a la denunciante de la agresión.

Miquel Àngel Lladó, presidente de Homes per la Igualtat, señaló por su parte su condena a la agresión de Serra Ferrer, así como la «ligereza e irresponsabilidad» del vicepresidente del Govern a la hora de contratarlo. Sin embargo, explicó que como asociación no les correspondía pedir su dimisión, «sobre todo porque aún no ha habido un juicio y nos guste o no, existe la presunción de inocencia».