Escolarización curso 2024-2025: Palma tendrá como mínimo tres zonas escolares

De manera transitoria antes de establecer la zona única, el próximo año Educación plantea reducir de ocho por lo menos tres las divisiones actuales del mapa escolar de Ciutat. En el resto de municipios grandes mantendrá la zonificación actual

Foto de inicio de curso en el barrio de Son Rapinya.

Foto de inicio de curso en el barrio de Son Rapinya. / B.R.

Mar Ferragut Rámiz

Mar Ferragut Rámiz

Palma será zona escolar única, pero no el próximo curso. De cara a la escolarización para el curso 2024-2025, Palma tendrá al menos tres zonas escolares frente a las ocho actuales. Educación hace este planteamiento (aún no cerrado del todo) como periodo transitorio antes de aplicar la zona única en principio el periodo 2025-2026.

La Conselleria trabaja con la idea de, a líneas generales, volver al mapa escolar de Palma de antes de la llegada del PSOE al Govern. Así lo reflejará el segundo borrador del decreto de Escolarización, que esperan cerrar esta semana tras analizar las alegaciones hechas al primer borrador. Este segundo documento aún puede sufrir cambios, también se abrirá a alegaciones y después pasará por el Consell Escolar y el Consultiu. Se tramitará por la vía de urgencia para llegar a tiempo antes del inicio del periodo de escolarización.

Las zonas escolares delimitan la ciudad y sirven de referencia para dar puntos por proximidad cuando los padres solicitan plaza en un centro escolar, obteniendo más puntos si el colegio elegido está en la zona en la que viven o en la que tienen el trabajo. Si está en la zona limítrofe también puntúa, pero menos.

El planteamiento de Educación es que las zonas A1, A2 y A3 de Palma (lo que sería el distrito de Ponent) se fusionen en una sola y lo mismo sucedería con las zonas B1 y B2 (distrito Nord y Centre). La configuración de la zona C (que abarca el distrito de Llevant, Platja de Palma y toda la zona de Son Ferriol) genera más dudas sobre cómo quedará finalmente (si será solo una gran zona o habrá alguna división más).

Así lo explicó el conseller de Educación, Antoni Vera, a este diario, insistiendo en el hecho de que el borrador aún tiene mucho camino por delante. Vera remarcó también que la zona escolar única es el objetivo final, tal y cómo figuraba en el programa electoral del PP y también en el acuerdo de investidura con Vox. En contra de las críticas recibidas la semana pasada desde entidades como la Plataforma contra la Segregación Escolar en Palma, la postura de la Conselleria es que las zonas escolares grandes precisamente facilitarán que haya más mezcla de alumnos de diferentes perfiles.

En los otros municipios grandes que tienen zonas escolares, como por ejemplo Calvià o Manacor, éstas se mantendrán. También continuarán los pactos de escolarización vigentes en sa Pobla, Manacor, Inca y Felanitx para distribuir al alumnado con necesidades especiales (como los' nouvinguts') de una manera equilibrada entre todos los centros, públicos y concentrados, de dichos municipios.

El decreto mantiene asimismo la obligatoriedad de que todos los centros educativos reserven una serie de plazas en cada grupo hasta que empiece el curso, para estudiantes con necesidades especiales como alumnos inmigrantes o de otras comunidades, que llegan con el proceso de admisión ya iniciado o cerrado. Así, en el segundo ciclo de Infantil (a partir de los tres años) la reserva sería de entre cuatro y cinco plazas según la ratio; en Primaria sería de cinco plazas y en ESO, de seis.

La baremación (sobre qué puntuación dará cada criterio) se fijará en una resolución posterior al decreto. El segundo borrador mantiene, como recogió el primero, la opción de que los centros puedan otorgar un punto o fracción de punto a los hijos de antiguos alumnos.

El nuevo decreto de Escolarización prevé varias modificaciones para adaptarse a la LOMLOE e incluye, por primera vez, la etapa de 0-3 años (hasta ahora dependiente del Instituto de Primera Infància) y la Formación Profesional.