El retraso de los viajes del Imserso podría adelantar el cierre de los hoteles en Mallorca

La impugnación del concurso puede llevar a que arranque el programa en diciembre

Turistas del Imserso en el hotel Samos, en Magaluf, en octubre pasado. | PERE JOAN OLIVER

Turistas del Imserso en el hotel Samos, en Magaluf, en octubre pasado. | PERE JOAN OLIVER / myriam b.moneo. palma

Myriam B. Moneo

Myriam B. Moneo

Los nubarrones que se ciernen sobre adjudicación de los viajes del Imserso podrían llevar a que los hoteles de Baleares que participan en el programa decidan adelantar su cierre, con las consecuencias que provocaría entre los trabajadores. Si bien año con año va perdiendo atractivo entre los empresarios de las islas, con un descenso de establecimientos participantes en Mallorca, la acumulación de recursos contra la adjudicación a Ávoris, la oferta ganadora, puede retrasar el arranque de las ventas hasta diciembre.

Nautalia, Mundiplan (UTE integrada por Iberia, Alsa e IAG7) y este lunes Soltour (del Grupo Piñero) han interpuesto recursos ante el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales después de que Ávoris, de Grupo Barceló, se hiciera con los tres lotes del concurso.

La situación crea «desconcierto e indignación» por parte de los mayores, que son «los que pagan las consecuencias», así como en los hoteles «que necesitan ese flujo de turistas en temporada baja», sobre todo en zonas costeras como Balears, apostilla Pedro Fiol, presidente de la Agrupación Empresarial de Agencias de Viajes de Balears (Aviba).

Ávoris, del Grupo Barceló, confía en volver a ser la ganadora en caso de que prosperen los recursos

«Muchos hoteles tendrán que cerrar y decidirán no seguir con el programa de viajes cuando se inicie», con lo que podría haber deficiencia de plazas, dice Fiol.

Desde Ávoris consideran que han presentado «la mejor oferta, como lo corroboran los técnicos» del ministerio de Derechos Sociales, del que depende el Imserso. La división de viajes de Barceló confía en que volverán a ganar la adjudicación, en caso de que prosperen los recursos de sus competidores.

El hotel Samos, en Magaluf, el más antiguo que trabaja con el Imserso, explica Cristoph Gräwert, ya no cuenta con tener a los mayores que le ayudan a tener clientes en su negocio la segunda quincena de octubre y la primera de noviembre. Si se retrasan los viajes, asegura que cerrará antes.

Agencias de viajes y hoteles siguen cuestionando la rentabilidad del programa, con 14 euros de comisión para las primeras y 24,5 euros diarios por huésped para los segundos.