Estabilización de personal docente: Profesores de FP instan a ‘vigilar’ a los que han sacado plaza sin tener ninguna experiencia

Docentes del ciclo de Servicios a la Comunidad advierten del riesgo de que den clases profesionales sin la preparación adecuada e instan a denunciar «la mala praxis si se da»

Alumnos de FP durante una feria gastronómica.

Alumnos de FP durante una feria gastronómica. / B.R.

Mar Ferragut Rámiz

Mar Ferragut Rámiz

La adjudicación de destinos tras el concurso de méritos sigue generando reacciones dentro del cuerpo docente. Las decenas de interinos que han logrado plaza de funcionario en especialidades que les son totalmente ajenas (al carecer ni de titulación ni de experiencia) han generado alarma e indignación entre algunos profesores. Así, un grupo de docentes de Formación Profesional ha redactado un escrito instando a la comunidad educativa de cada centro a conocer y estar vigilante con «estos personajes» que a su entender carecen de «ética profesional».

Los profesores que han redactado este escrito ponen el ejemplo del ciclo de Servicios a la Comunidad y denuncian en concreto el caso de tres docentes que han logrado plaza en estos estudios sin tener nada de experiencia. Pero, recuerdan, ejemplos hay muchos más, tanto en FP como en otras etapas y especialidades, como catalán, donde han estabilizado «filósofos, profesores de Educación Física, sociólogos...».

Con su denuncia persiguen que la conselleria de Educación «tenga localizados a estos personajes» y que la dirección de los centros hagan «su trabajo de seguimiento» de su desempeño. Solicitan además que Inspección «intervenga y expediente» par que se les llegue a expulsar del funcionariado. En el caso de Servicios a la Comunidad, instan a sus compañero a conocer los casos, y que cada uno «haga lo que considere" en lo que se refiere a «vincularse profesionalmente» con estos docentes.

También confían en que el alumnado de FP esté atento y actúe si es necesario. Instan a los estudiantes a ser «muy exigentes» con estos profesores, que les hagan «rendir cuentas ante su incompetencia» y denunciar «su mala praxis docente si es el caso».

Su idea que es toda la comunidad educativa de cada centro (familias; servicios sociales y de menores; fiscalía de menores… «incluso, los bibliotecarios del pueblo o el policía tutor» ) esté al tanto de la situación.

En relación con todo lo anterior, marcan como último objetivo «dar la máxima difusión» a su denuncia.

En su carta abierta a los profesores de Servicios a la Comunidad, los docentes mencionan el caso del presidente del sindicato SIAU, Joan Crespí, que es filósofo pero se apuntó a decenas de especialidades de lo más variopintas para, según él, precisamente denunciar el mal diseño del concurso de méritos. El sindicalista se ha decantado por una plaza de su área, pero logró una veintena de plazas y podría haber elegido desde Peluquería a Navegación e Instalaciones Marinas.

Cabe recordar que por ejemplo en este ciclo de la rama de náutica, han logrado plaza docentes sin experiencia ni formación y sin título de la Marina Mercante (por ejemplo, ha estabilizado en este especialidad el aspirante que se presentó a cien especialidades). Este hecho pone en peligro la homologación de los títulos de los alumnos, como ha denunciado profesores de la Escuela Nauticopesquera de Palma, que han llevado el caso a la Fiscalía.

El papel de Inspección

Sobre este caso en concreto que ha llegado a los tribunales, y sobre la idoneidad de algunos de los docentes que han logrado plaza de funcionario con el concurso de méritos, el actual equipo de Educación mantiene la misma postura que el anterior: la normativa del proceso de estabilización es estatal y la Conselleria «no tiene competencias», pero «pondrá especial atención en que Inspección vele para que la calidad educativa no se pierda».

Estos docentes no confían mucho en esta labor de control y por eso llaman a los responsables de los centros y al resto de la comunidad a estar vigilantes. Incluso hablan de darles el próximo 1 de septiembre una «bienvenida respetuosa» pero «muy poco respeto profesional» por su «incoherente decisión».

En el caso de FP, según indican estos profesores, la oferta varía del número de matrículas y «el factor clave» que hace que el alumnado se decante por un centro u otro es, aseguran, «el talante de su profesorado, su profesionalidad, el conocimiento que tiene sobre el sector…».

Remarcan que estos estudiantes «tienen que lograr las competencias profesionales, sociales y personales suficientes para poder desarrollar una profesión». Y de ahí, argumentan en su carta, «la importancia de contar con una plantilla de profesorado adecuado».