752 médicos de Atención Primaria de Baleares ya cobran 360 euros al mes por atender a más pacientes

IB-Salut revela que las mejoras retributivas para los facultativos de cabecera y los pediatras que superen las 35 y 25 consultas diarias, respectivamente, ya se están aplicando y que cada profesional asiste a 30 usuarios por encima del cupo

Los médicos de cabecera visitan a una media de 30 pacientes más al mes que el cupo máximo fijado de 35 por jornada laboral. | GUILLEM BOSCH

Los médicos de cabecera visitan a una media de 30 pacientes más al mes que el cupo máximo fijado de 35 por jornada laboral. | GUILLEM BOSCH / I. Olaizola

I. Olaizola

I. Olaizola

Una de las principales reivindicaciones de los médicos de Atención Primaria, una mejora retributiva cuando se superasen los 35 pacientes diarios, en el caso de los facultativos de cabecera, o los 25, para los pediatras de este nivel asistencial, ya se está aplicando y estos profesionales ya habrían cobrado en la nómina de abril una media de 360 euros mensuales más por visitar en los pasados meses de enero y febrero a unos treinta pacientes más de promedio que los cupos establecidos, explicó el director general del Servei de Salut, Manuel Palomino.

El alto cargo matizó que siempre habla de medias para los 752 facultativos que trabajan en los centros de salud de Balears, 585 de ellos en Mallorca, pero que, lógicamente, habrán percibido una cantidad mayor quien más actividad asistencial haya desplegado. Como ha ocurrido en este periodo con los pediatras toda vez que los meses en los que se ha remunerado hasta el momento esa actividad extraordinaria, enero y febrero, las enfermedades respiratorias de los más pequeños abarrotan las consultas de estos especialistas.

Equiparación entre SUAP y PAC

Siguiendo con los acuerdos para mejorar la Atención Primaria, Palomino mencionó también que ya han aplicado las equiparaciones retributivas entre los profesionales que trabajan en los centros de salud que también cumplen una función de servicios de urgencias en este nivel asistencial.

Así, el director general aseguró que se han eliminado las desigualdades salariales existentes entre los sanitarios que trabajan en los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP), centros de salud que cumplen esas tareas a partir de las ocho de la noche en Palma e Inca, y los que lo hacen en los Puntos de Atención Continuada (PAC), denominación que reciben los centros de salud de la part forana que atienden las urgencias de los ciudadanos en los pueblos desde su hora de cierre.

Que los centros de salud necesitan de más profesionales es algo que tienen claro en el Servei de Salut. Como también lo tienen que la escasez de ellos y la fuerte demanda por parte del resto de servicios de salud comunitarios complica extremadamente su contratación.

Por ello, y con el objeto de fidelizar tanto a los médicos como a las enfermeras que están formándose como especialistas en este nivel asistencial, el máximo responsable de este departamento se congratuló de haber aumentado la remuneración por las guardias de estos facultativos en formación.

«El aumento del precio de guardia de los residentes ya está aplicado. Asimismo, hemos doblado el número de residentes en Primaria hasta los 73 MIR (médicos interno residentes) y las 32 EIR (enfermeras interno residentes)», explicó el director general, añadiendo que también a estos residentes se les paga ahora un «módulo de formación» que les supondrá, conforme vayan completando sus cuatro años de especialización, una remuneración de unos 400 euros más al mes.

Ya por último, Palomino concluyó revelando que también está en marcha el complemento pactado para los puestos de difícil cobertura, esto es, las plazas de médicos y enfermeras para los centros de salud de Menorca, Eivissa y Formentera. «En la nómina de mayo cobrarán los atrasos desde enero de un complemento que les supondrá 6.600 euros anuales más para los médicos y 4.800 para las enfermeras», concluyó, adelantando que se está trabajando para que estos complementos no se limiten a las islas menores y se puedan extender a otras especialidades también deficitarias.