Día del Periodista 50% DTO. Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las agencias de viajes, obligadas a informar a Interior de los datos de los viajeros

Alegan falta de medios y personal ante la media en vigor desde el 2 de enero

Dos agencias de viajes anexas en la calle 31 de Desembre de Palma. B. Ramon

Las patronales de las agencias de viajes acaban el año enfrentadas con el Gobierno por la imposición de que a partir del 2 de enero las obligue a comunicar los datos de las reservas de alojamiento y de alquiler de vehículos de sus clientes al ministerio del Interior. ACAVe, CEAV y UNAV consideran que la medida es «totalmente improcedente» porque carecen de medios para llevarlo a cabo.

El año nuevo arranca la aplicación del Real Decreto 933/2021, de 26 de octubre, por el que se establecen las obligaciones de registro documental e información de las personas físicas o jurídicas que ejercen actividades de hospedaje y alquiler de vehículos a motor, por lo que tendrán que comunicar al ministerio del Interior los datos de las reservas de las personas físicas que se hospeden en alojamientos o que alquilen un vehículo a motor.

Hasta ahora, la obligación de comunicar los datos personales afectaba únicamente a los establecimientos de alojamiento, que lo hacían en el momento en que se producía la entrada del viajero en un hotel o una vivienda turística. Sin embargo, ahora la normativa establece que también deberá realizarse previamente informando de sus datos cuando se realiza la reserva, con lo que se obliga a las agencias de viajes, como intermediarias entre el establecimiento de hospedaje y el consumidor. Además se extiende a las reservas de alquiler de vehículos a motor.

ACAVe, CEAV y UNAV consideran que «es totalmente improcedente» que se les haya atribuido ese requerimiento a las minoristas. Defienden que como intermediarias en las reservas, las agencias ya trasladan los datos de los viajeros a los alojamientos o a los rent a car, por lo que esa obligación debe recaer en dichas empresas.

Ponen de ejemplo que ya existe otra normativa similar referente a la comunicación de datos de las reservas de billetes aéreos, y ese caso se optó por atribuir esa responsabilidad a las compañías aéreas, por lo que critican la nueva directriz del Gobierno por «incomprensible» y «desproporcionada».

También apelan a que las agencias de viajes «a día de hoy carecen de medios suficientes para hacer frente a esta nueva obligación que les viene impuesta por el Real Decreto. Recuerdan que la gran mayoría de minoristas son pymes y micropymes, por lo que «se verán totalmente impedidas» para realizar una integración tecnológica con la que hacer frente al «gran volumen de datos que les exige». Lamentan que se ven abocadas a comunicarlos de forma manual, a través de la plataforma que el ministerio del Interior habilitó el pasado 19 diciembre, a escasos días de la entrada en vigor de la normativa.

La transmisión de los datos al Ministerio debe comunicarse en un plazo no superior a 24 horas y eso va a suponer que las agencias tengan que afrontar también importantes costes de personal cuando todavía están recuperándose de «los graves daños económicos producidos por la pandemia».

Su encontronazo con el Gobierno va mas allá, pues también critican que esta nueva normativa se ha aprobado sin contar con la opinión del sector y «desconociendo su operativa real».

Contarán con un periodo transitorio de adaptación hasta el 2 de junio de 2023.

Xisco Mulet, el presidente de la asociación de Agencias de Viaje de Balears (AVIBA), se muestra en contra de esta nueva obligación que impone Interior. Explica que estas medidas representan «duplicar el trabajo» de identificación, que ya se está haciendo en los hoteles. Señala además que para las agencias supone «un gran esfuerzo», sin que las empresas obtengan ningún beneficio.

Compartir el artículo

stats