Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La demanda turística sigue siendo «fuerte» para 2023

Directivos hoteleros, de agencias y de bancos de camas coinciden en que el segmento vacacional continuará al alza, con reservas que van bien a pesar de la incertidumbre por la coyuntura económica

Luciano Terrassa, Jorge Schoenenberger (VECI), Nicolas Huss (Hotelbed) y Joan Trian (RIU). | APD

Las reservas para 2023 «sorprendentemente siguen yendo muy bien», aseguró ayer Jorge Schoenenberger, consejero delegado de Viajes El Corte Inglés (VECI), y la demanda sigue siendo «fuerte». Ante este panorama el CEO de la red de agencias de viajes no dudó en prever que en el segmento vacacional intentarán repetir el volumen de negocio de la precrisis. Junto con el directivo de las minoristas también el hotelero Joan Trian, consejero directivo de RIU, y el consejero delegado de Hotelbeds, Nicolas Huss, consideran que el año que viene será bueno, aunque no llegue a igualar al 2022.

Las búsquedas de los potenciales clientes avalan estas predicciones, dijo Huss. El banco de camas que desde su sede central en Mallorca abarca más de 140 países registra más de 4.000 millones de búsquedas diarias, con unas reservas «a nivel de récord».

Los altos ejecutivos del sector turístico participaron ayer en la jornada ‘Perspectivas del sector turístico balear para 2023’, organizada por APD (Asociación para el Progreso de la Dirección), celebrada en el hotel St. Regis Mardavall. Contó con la participación de Rocío Abella (Deloitte), Leticia Rodríguez (Page Executive), Luis Zamora (director de RRHH de Iberostar), Constantino Gómez (Arcano), el exministro socialista Jordi Sevilla y Joan Bonet (Banca March), además Schoenenberger, Trian y Huss. La clausura estuvo a cargo de la directora general de Turismo, Rosana Morillo, que agradeció a los empresarios su apuesta por la apertura de los establecimiento que han permitido alcanzar buenas cifras en empleo y en la temporada.

Colas del Imserso

Los analistas partieron repasando la temporada 2022, que ha sido un año «casi de récord» con solo diez meses por el parón que hubo en enero y febrero —«estábamos desesperados por las olas de covid», reconoció el consejero directivo de RIU —, aunque, curiosamente, han aparecido mercados de origen completamente inesperados («jamaiquinos, dominicanos o kazajos)». En el mismo sentido, el consejero delegado de VECI señaló cómo desde marzo la demanda fue «explosiva», cuando había dejado de existir la venta anticipada por la pandemia. Así las cosas, el segmento vacacional ha sido «excepcional», continúo Schoenenberger, y el MICE (turismo de congresos), «el que más iba a sufrir» también remontó, con el bum de los viajes de negocios, en un contexto complicado por la reducción de plantillas en las agencias. Igualmente desde Hotelbeds, Huss aludió a esa «recuperación brutal y casi inesperada». «La gran pregunta», continúa el CEO del banco de camas, era «cómo se iban a recuperar agencias y turoperadores y lo han hecho bastante bien».

También el directivo de VECI puso de ejemplo la campaña de los viajes del Imserso: «Hemos tenido colas enormes».

José Antonio Fernández de Alarcón, Constantino Gómez, Jordi Sevilla y Joan Bonet, en la mesa de análisis geopolítico y macroeconómico. APD

De cara a 2023, «la incertidumbre es alta», reconoce Jorge Schoenenberger, y como «no va a ser un año fácil» para muchas familias, las agencias de El Corte Inglés y Logitravel (tras la fusión de ambas compañías se ha creado una nueva con el 75 % en manos de VECI) van a apostar por «productos más accesibles» facilitando mucho la financiación de las vacaciones en un entorno en el que este grupo turístico no tiene deuda, subrayó.

«El invierno será bueno en Baleares», asegura Huss y para el verano hay «más incertidumbre» porque las reservas se hacen a corto plazo, y de los dos mercados emisores principales, el alemán está más afectado y el británico menos, añadió. Mientras, el mercado estadounidense «está desbocado con una pasada de reservas al Caribe», y se suman los canadienses en el primer invierno que podrán ir de vacaciones. La incertidumbre es mayor para Europa y Asia, con China aún cerrada; aún así «2023 no será como 2022, pero será un buen año», concluye el directivo de Hotelbeds.

«Todo el mundo en Baleares» ha trasladado a los precios subidas «superiores a las de los costes, ¿se podrá hacer al año que viene?», interpeló Sevilla, apuntando a que hay quien dice que el peor invierno no será el de 2023, sino el que viene.

Con la guerra de Ucrania y en medio de la «desglobalización» ha regresado la rivalidad entre bloques que pinta a que «no va a desaparecer». «Si Putin no se cae de la ducha, va a ser difícil restablecer las relaciones comerciales», ironizó el exministro. «Alguna repercusión va a tener en los flujos turísticos», avisa.

Compartir el artículo

stats