Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ernest Cañada: “A Carmen Riu le ha salido el clasismo al criticar el parque de Palma llamado kellys”

El investigador de la UIB dice que las trabajadoras “al apropiarse” de ese vocablo “despectivo en su origen se hacen visibles y lo dignifican” - El alcalde de Palma “respeta” la opinión de la hotelera, que reclama cambiar el nombre a parque de las camareras de piso

El investigador en turismo Ernest Cañada, en Palma. MANU MIELNIEZUK

“A Carmen Riu se le ha salido el clasismo”, considera este sábado el investigador de la UIB Ernest Cañada, por la carta pública que ha dirigido la consejera delegada de RIU al alcalde José Hila por poner kellys al parque de Playa de Palma dedicado a las camareras de piso. La hotelera mallorquina opina que es “una falta de respeto” denominar así a ese colectivo y pide que se cambie el nombre.

Cañada, miembro del think tank Alba Sud e investigador del turismo –autor del libro Las que limpian los hoteles: Historias ocultas de precariedad laboral– explica que las trabajadoras han seguido un proceso como “grupo oprimido” y han “resignificado" el término kellys. “Al apropiarse de esa marca se hacen visibles y dignifican” ese vocablo.

Mientras tanto el alcalde de Palma, José Hila, que es a quien Carmen Riu dirige su misiva, se ha limitado a decir que “respeta” sus palabras.

“Lo que le molesta al sector hotelero es que las trabajadoras invisibles y marginadas durante años ahora tienen voz propia y capacidad asociativa”, partiendo de un término que era “despectivo”, continúa Cañada.

“Lo que le molesta al sector hotelero es que las trabajadoras invisibles y marginadas durante años ahora tienen voz propia"

decoration

El investigador enmarca esta polémica en la “batalla cultural” que protagonizan las camareras de piso y alude al “problema de fondo” que de verdad importa, “si están cambiando las condiciones” de las trabajadoras de los hoteles. Cañada denuncia que “siguen sin resolverse” sus reivindicaciones: el incremento de las cargas de trabajo o la jubilación anticipada que reclaman. Y todo ello, han logrado ponerlo en el debate público.

Más cargas de trabajo

Con la reactivación turística se han incrementado las cargas de trabajo porque hay "menos personal" en los establecimientos de alojamiento y "más exigencias de limpieza", basta pensar en los efectos de la pandemia que ha elevado los estándares para luchar contra el covid.

Una camarera de piso de un hotel. DM

Cañada repasa cómo se acuño el término de kellys y rememora un artículo que escribió en El País en 2014 titulado Las que limpian los hoteles. Además, en Lloret de Mar las trabajadoras crearon un grupo en Facebook usando la palabra para así darle la vuelta a su origen despectivo. “A Carmen Riu le sale ese sesgo de clasismo porque tienen voz propia. Es el elitismo frente a la clase trabajadora”.

Las camareras de piso de han replicado a la hotelera que están “superorgullosas” de autodenominarse así, afirma la presidenta de Kellys Unión Balear, Sara del Mar García, porque lo hacen “con mucha dignidad” y tildan de “chorrada” la polémica abierta por Carmen Riu.

Compartir el artículo

stats