Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Armengol confía en repetir la reunión con Felipe VI: «No me he despedido»

La presidenta del Govern agradece al jefe del Estado que haya estado «muy cerca» de la gente durante los peores meses de la pandemia Aprovecha la ocasión para explicarle algunos puntos de la nueva ley de Turismo y poner en valor su «capacidad de llegar a pactos»

9

Felipe VI recibe a la principales autoridades de Baleares en el Palacio de la Almudaina Manu Mielniezuk

La presidenta del Govern, Francina Armengol, afirmó ayer tras la reunión con el rey Felipe VI que «confía» en repetir el encuentro con el jefe del Estado el próximo año: «No he creído necesario despedirme de nada». Esta es la última recepción de la legislatura, por lo que las urnas decidirán si la socialista vuelve a encontrarse con el monarca.

La presidenta agradece que «un año más puedan estar aquí entre nosotros» y reivindica que durante la pandemia el Rey ha estado «muy cerca de la ciudadanía con sus visitas y preocupaciones». Asimismo, explica que el monarca se interesa por la actividad económica y social en Balears: «Hemos celebrado la reactivación económica, que ha sido muy potente, y lideramos la bajada del paro hasta niveles de 2008».

Armengol aprovechó para exponer al jefe del Estado el planteamiento del Govern en la nueva ley de Turismo porque, insiste, la reactivación está «muy ligada» a la industria turística de las islas: «Le he explicado que por primera vez tenemos una ley turística que pone el foco en la sostenibilidad».

Por su parte, la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, destaca que ambos coinciden «en la importancia de unos servicios públicos potentes» para hacer frente a la inflación y la «incertidumbre» derivada de la guerra de Ucrania. Así, relató que la conversación versó sobre la situación económica tanto del país como de Mallorca, con el foco en la actual temporada turística y la «extraordinaria» recuperación económica en la isla.

Según relató, trataron temas como la falta de vivienda para los residentes o los problemas para encontrar trabajadores en algunos sectores: «Se ha interesado por las políticas que estamos impulsando desde el Consell, en temas de turismo porque tenemos la competencia plena y en temas energéticos».

Para el presidente del Parlament balear, Vicenç Thomàs, «es motivo de satisfacción» que los reyes y sus hijas decidan venir a la isla todos los años porque «ha ayudado mucho a posicionar la islas» como destino turístico y cultural: «Que el jefe del Estado venga a pasar unos días aquí, como comunidad autónoma nos tiene que tener satisfechos».

Además, recuerda que él mismo ha sido testigo desde los años 60 de la presencia de la familia real en Mallorca. Thomàs también le comentó la «preocupación» por la inflación y la guerra de Ucrania, así como los beneficios de los ERTE o la transición energética para Balears.

Por último, el alcalde de Palma, José Hila, expuso al Rey los principales proyectos que se están llevando a cabo en Ciutat como el nuevo Paseo Marítimo o la remodelación del Parc de la Mar, porque «no queremos batir el récord de turistas, sino el récord de gasto turístico». También destacó la importancia de la presencia de los reyes y su familia en Palma ya que «da una imagen nacional e internacional que es muy importante».

Felipe VI mira al alcalde de Palma, José Hila. | M.MIELNIEZUK

Rechazo de Més y Podemos

Los socios del PSIB-PSOE rechazaron las invitaciones de la Casa Real para la recepción del próximo jueves 4 de agosto que se celebrará en Marivent. El conseller insular de Promoción Económica y secretario general de Més per Mallorca, Jaume Alzamora, afirma que no asistirá al acto porque «mi aspiración política y personal es disolver la monarquía, un anacronismo incompatible con un Estado moderno y democrático». La candidata ecosoberanista y edil del ayuntamiento de Palma, Neus Truyol, también descarta asistir «por mi profunda convicción republicana»: «Un jefe de Estado elegido por genética y no por voluntad popular, no es aceptable. Trabajamos por una sociedad sin privilegios. Marivent por el pueblo».

Los consellers y cargos de Podemos tampoco acudirán a la recepción real. La vicepresidenta del Consell de Mallorca, Aurora Ribot, justifica la decisión «porque decimos no a la corrupción, porque la ciudadanía merece una investigación sobre el rey Juan Carlos, porque queremos Marivent para la gente de Mallorca, porque somos republicanas». El conseller Iván Sevillano añade: «Que en pleno siglo XXI algunos quieran que rindamos pleitesía a un jefe de Estado, elegido por fecundación, es vergonzoso y dice mucho de nuestra democracia. Más vergonzoso reconocer a un señor cuyo padre no ha dado aún explicaciones de sus chanchullos».

Saludo antes de partir

Felipe VI cambió el protocolo establecido durante los últimos años y se acercó a saludar a los ciudadanos que se habían congregado frente a la puerta de la Almudaina para apoyar y vitorear al monarca, donde se pudieron escuchar varios «viva el Rey y viva España».

Años anteriores, el jefe del Estado no se había parado a fotografiarse con las personas que le esperaban, un cambio que suscitó la sorpresa de muchos de los allí presentes, que pensaban retratarlo desde lejos. Muchos turistas también aprovecharon para saludar al Rey y la gran mayoría utilizaba sus teléfonos para inmortalizar el momento.

Compartir el artículo

stats