Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mallorca se desborda también por el cielo, se dispara el tráfico de ‘jets’ privados

En el primer cuatrimestre se registra un 83% más de vuelos que en 2019 | Solo en abril se ha pasado de 28 operaciones de media diaria antes de la crisis a 51 este año | En Ibiza las avionetas ejecutivas se duplican en los primeros cuatro meses

La isla sigue imparable como destino para los pasajeros que llegan abordo de exclusivas avionetas como estas aparcadas en Son Sant Joan la semana pasada. | MANU MIELNIEZUK

Es una tendencia imparable y con la llegada de la pandemia fue in crescendo. «Estamos desbordados, cada vez hay más peticiones y Baleares sigue siendo la protagonista», aseguran desde una empresa especializada en la contratación de vuelos chárter. Se refieren a los jets privados. En el primer cuatrimestre del año Mallorca ha registrado 3.886 aterrizajes y despegues en la terminal de aviación ejecutiva de Son Sant Joan, un 83% más que en 2019, cuando se llegó a 2.118 movimientos.

En esos mismos cuatro meses en 2021, el aeropuerto tuvo 2.915 vuelos privados, lo que se traduce que este año, según el periodo analizado, han crecido estas operaciones un 33 %. Y falta el pico que estallará en pleno verano. La isla van tan sobrada de vuelos exclusivos que de media en abril, con las vacaciones de Semana Santa, fueron 51 las operaciones diarias en el aeropuerto de Palma, según se desprende de datos facilitados por Aena. En todo el mes sumaron 1.549 vuelos.

El fenómeno se reproduce en Ibiza con 1.918 movimientos, donde los jets se han duplicado de enero a abril respecto a antes de la crisis (+98%). Y en la tranquila Menorca, aunque las cifras sigan siendo bajas, porcentualmente también el fenómeno de la aviación privada ha calado, con un 67% más que en 2019 (265 operaciones). El lujo manda en el archipiélago, más entre un tipo de visitante que aprovecha para conjugar negocios y ocio.

El consejero delegado de Europair, Gerardo Manzano, reconoce que «cada vez tenemos más peticiones», hasta el punto de estar «desbordados», con un volumen de negocio que sobrepasa el de 2019. Las cifras que dejarán mayo y junio «van a ser mucho más altas».

La evolución por meses es clarificadora. Enero, con el coletazo de las celebraciones de fin de año, empezó en Mallorca con 719 vuelos privados, un 95% más que en 2019 (368 movimientos) y un 84% por encima del mismo mes del año pasado (390.). En febrero hubo 742 operaciones, un 113% más que en la precrisis (348) y un 100 % más que en dicho periodo de 2021 (370). Marzo cerró con 876 vuelos, lo que supone un crecimiento del 57% frente al mismo mes de 2019 (558), pero un 5% por debajo del de 2011 (927).

Pico «efervescente»

Y en abril, los 1.549 movimientos supusieron un 83% más que hace tres años, (844), lo que significa que la media diaria ha pasado de 28 aterrizajes y despegues a 51 por jornada. El año pasado dicho mes se registraron 1.228 vuelos, 40 al día. Qué ocurrirá en pleno verano, está por ver.

¿Por qué la aviación ejecutiva no para de crecer? Más allá de que por la pandemia se produjo una ebullición por la mayor seguridad que proporcionaba y una alternativa ante la caída de las conexiones aéreas, Manzano apunta que desconoce si este pico de la demanda será «una efervescencia puntual o si se corresponde con la realidad».

El aeropuerto de Ibiza era el preferido de los que viajan en lujosos jets. De enero a abril esta terminal suma 1.918 vuelos privados, un 98% más respecto a ese periodo en 2019 (970), si bien en esas fechas de 2021 se dispararon las operaciones a 2.172.

En los alojamientos de lujo por la ocupación de mayo, hasta del 95 %, "se ha vivido ya la sensación de verano"

decoration

Lejos de las cifras estratosféricas de Palma e Ibiza, el aeropuerto de Mahón ha pasado de los 159 movimientos en 2019 a 265 este año en el primer cuatrimestre, pero por debajo de los de 2021 (289).

El año pasado la aviación ejecutiva, con 16.371 operaciones en Mallorca, creció un 55% respecto a 2019; en Ibiza, con 14.281 vuelos, se incremento un 26%, y en Menorca, con 1.914 movimientos subió un 65%.

El fenómeno del lujo en los cielos con destino a Baleares pisa más que fuerte. Es un reflejo de «la altísima ocupación» en la oferta de lujo de la isla, por encima del año récord de 2019. «Todos los indicadores no pueden ser mejores que en la prepandemia» dice Jesús Cuartero, presidente de Essentially Mallorca, la asociación que reúne la oferta de lujo. Los alojamientos integrados en Essentially ya están incluso con un 95% de ocupación «y no tenemos habitaciones». Se ha vivido un mayo «con la sensación de que ya era verano».

Compartir el artículo

stats