Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Pi propugna que Baleares quede fuera del impuesto al queroseno en los vuelos

Los regionalistas quieren que el Govern mueva ficha para que no se graven los billetes de avión y barco hasta un 50 % con la llamada tasa verde

Pasajeros en el aeropuerto de Palma en Semana Santa. MARÍA PEDRAZ

El Pi reclama que Baleares quede exenta del impuesto al queroseno en los billetes de avión y de barco. La también conocida como tasa verde gravará el transporte aéreo y marítimo por iniciativa del Parlamento Europeo hasta un 50 %, por lo que los regionalistas pretenden que el Govern se posicione frente al Ejecutivo central para que las islas no se vean afectadas por ese tributo.

El diputado de El PI Josep Melià promueve una iniciativa en el Parlament para que mediante una proposición no de ley Baleares rechace la aprobación de normas tributarias que conlleven el encarecimiento de los billetes. Esto es porque el Parlamento Europeo acabará imponiendo un tributo al transporte aéreo que afectará a los billetes interinsulares y europeos. Además de que también el Gobierno Sánchez planteó un impuesto para desincentivar la movilidad aérea. Los regionalistas alertan de que puede afectar a la libre circulación en las islas, cuando sus ciudadanos no tienen más alternativas que el avión o el barco, y también al turismo.

El Pi pretende que el Parlament rechace esos impuestos al queroseno y que el Govern mueva ficha frente a Madrid y Bruselas para que Baleares quede exonerada de esas tasas. En caso de que no fuera posible y se imponga la nueva fiscalidad, reclama que se incluya dentro del descuento del 75 % de residentes. Canarias, como región ultraperiférica, ya se ha garantizado que no pagará la tasa entre islas hasta 2030.

Compartir el artículo

stats