Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La vivienda balear es la tercera que más de encarece de España

Palma se convierte en la capital española con la revalorización más acentuada

Imagen de una promoción en Palma, capital que lidera el encarecimiento de la vivienda.

El encarecimiento de la vivienda balear ha seguido agravándose durante el primer trimestre de este año, hasta registrar la tercera subida de precios más acentuada del país, solo superada por Madrid y Navarra. Pero además, Palma se ha situado como la capital española donde ese incremento ha sido más notable, según se desprende del último informe publicado por la tasadora Tinsa.

Por lo que respecta al precio medio de la vivienda nueva y usada de las islas, durante los tres primeros meses de este año se ha situado un 8,4% por encima del que se registró durante las mismas fechas de 2021, superando claramente la media española del 6,6%.

Solo hay dos autonomías donde esta revalorización interanual ha sido más acentuada, como son Madrid, con un 11,3%; y Navarra, con un 8,5%. En el lado opuesto, con las subidas de precios más moderadas, aparecen Extremadura, con un 0,3%; Cantabria, con un 1,7%; y Canarias, con un 2,1%.

Hay un aspecto que se subraya en este informe, y es que esta evolución alcista supone llover sobre mojado, ya que son precisamente Madrid y Balears las zonas del país donde ese precio es más alto. En concreto, se señala que el valor medio de un inmueble residencial se sitúa en las islas en 2.574 euros el metro cuadrado, un importe que solo la comunidad madrileña supera, con 2.751 euros. La media en España es de 1.646 euros. En el caso de Extremadura, ese precio es de 835 euros el metro cuadrado, es decir, una tercera parte de lo que pagan los baleares.

Tinsa aporta otro dato adicional para calibrar la situación a la que se ha llegado en el archipiélago a la hora de acceder a una residencia: el precio actual de Balears es solo un 5,9% inferior al máximo histórico que se alcanzó durante la etapa de la ‘burbuja inmobiliaria’. Se trata de una situación única en todo el país, dado que en Madrid todavía sigue estando un 15,8% por debajo de su máximo histórico, siendo ésta la segunda autonomía en la que esa diferencia es menor. En el conjunto del país, el precio actual se mantiene un 23,6% inferior a los valores de 2007. Como referencia, se puede señalar que en Castilla-La Mancha esa reducción se cifra en un 43,6%.

Si la situación del conjunto de Balears muestra un destacable agravamiento en el problema de acceso a una vivienda, la evolución que se registra en Palma es aún más llamativa. Porque durante el último año el valor de un inmueble en la capital de las islas se ha disparado un 11,6%, lo que la convierte en la que ha registrado la revalorización más acentuada de toda España. En este caso, solo el municipio de Madrid muestra una evolución próxima, con un encarecimiento del 11,4%.

Para poder comparar el caso palmesano y madrileño con las principales capitales españolas, basta señalar que el precio en Barcelona ha sido durante el primer trimestre de este año un 1,4% superior al de principios de 2021, mientras que en Valencia se ha elevado un 6,4%, en Sevilla un 2,6%, en Zaragoza un 3,8% y en Málaga un 6%.

El precio medio de Palma queda situado en los 2.565 euros por metro cuadrado, ligeramente por debajo de la media del archipiélago, dado que los máximos aparecen en la isla de Eivissa o en municipios como Calvià o Andratx, pero ese valor palmesano se coloca ya únicamente un 4% por debajo del máximo que se alcanzó antes de que estallara la burbuja inmobiliaria. Ese importe solo se ve superado por los 3.474 euros de la ciudad de Barcelona, por los 3.444 de Madrid, los 2.572 de Bilbao, y los 3.755 de San Sebastián.

En el informe de Tinsa se detalla también que la hipoteca media que se suscribe en el archipiélago es de 205.311 euros, el importe más elevado de todo el país, seguido de los 203.000 de Madrid, y de los 161.896 de Cataluña, cuando la media en España se cifra en 137.921. Eso supone en el caso de Balears tener que afrontar una cuota hipotecaria de 909 euros mensuales, lo que equivale al 51,7% de los ingresos de una familia, un porcentaje al que no se acerca ninguna otra autonomía.

Compartir el artículo

stats