Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cruz Roja traslada hoy a 58 ucranianos del Palma Bellver al Sant Joan de Déu y a La Salle

El Govern renuncia a las 350 plazas ofrecidas por los hoteleros al hallar la Cruz Roja un nuevo emplazamiento para los refugiados

Una de las habitaciones preparadas en el Sant Joan de Déu.

Finalmente no serán necesarias las 350 plazas que la Federación Hotelera de Mallorca (FEHM) había ofrecido al Govern para acoger temporalmente (durante un mes) a los refugiados ucranianos hospedados de forma provisional en el Palma Bellver al acabar mañana jueves el convenio suscrito con este establecimiento para que funcionara como hotel covid. Cruz Roja ha hallado plazas en las que ubicar a los desplazados por la guerra por un periodo más largo, inicialmente durante un año.

La entidad benéfica ha informado de que este miércoles trasladará a 40 de los ucranianos del Palma Bellver al hospital San Joan de Déu y que otras 18 personas serán reubicadas en el Colegio La Salle. Tanto el hospital como el colegio se han comprometido a albergar a los desplazados durante un mínimo de un año.

El traslado se realizará en coches propios de la entidad benéfica así como en autobuses de la EMT, empresa con la que Cruz Roja habría conseguido también su colaboración.

Paralelamente, Cruz Roja de Balears ha apalabrado con un hotel de la Playa de Palma la cesión de 160 plazas también durante un año y un número similar de refugiados del Bellver se mudarán a este establecimiento hotelero mañana jueves, día en el que concluye el contrato suscrito por el establecimiento de la cadena Melià con la conselleria de Salud para que actuara como hotel covid en el que pudieran aislarse tanto los turistas que se contagiaran como los ciudadanos de Mallorca cuyas viviendas no reunieran las condiciones idóneas para ello.

Estos dos traslados sumarían 218 de los aproximadamente 270 refugiados ucranianos que aún la noche de este martes pernoctaron en el Palma Bellver, en el que ha sido su acogimiento temporal desde su llegada a Mallorca.

Para este medio centenar de desplazados restantes, fuentes de la conselleria de Afers Socials revelaron que la intención es aprovechar el ofrecimiento que previamente les hizo la cadena hotelera Sol Melià de 25 habitaciones dobles por lo que estos 50 desplazados podrían permanecer en el mismo Palma Bellver en tanto y cuanto Cruz Roja u otras instituciones insulares les encuentran un acomodo más duradero en el que puedan intentar empezar a rehacer sus vidas.

Cartel ya colocado en el Sant Joan de Déu para hacer más cálida la acogida de los refugiados

Cartel ya colocado en el Sant Joan de Déu para hacer más cálida la acogida de los refugiados I.O. Palma

Ayer por la tarde había convocada una reunión entre la FEHM, la conselleria de Afers Socials y Cruz Roja para planificar el ya frustrado traslado temporal de los refugiados del Palma Bellver a alguna de las 350 plazas ofrecidas por la patronal hotelera este mismo lunes y escenificado en un acto conjunto celebrado en el Consolat de la Mar que contó con la asistencia de la presidenta del Govern, Francina Armengol. Una reunión en la que el Govern habría informado a la FEHM que su generoso ofrecimiento finalmente no sería necesario.

Como se recordará, hasta 25 empresas hoteleras de Mallorca ofrecieron al Ejecutivo autónomo 350 plazas en 90 puntos de Mallorca en las que acoger durante un mes, hasta que se pudiera hallar acomodos más estables, de más larga duración para los desplazados por la guerra.

Por ello, la conselleria de Afers Socials recalcó que el cambio de planes se debe exclusivamente a la actuación de Cruz Roja, de la que recordó que tiene encomendada por parte del Gobierno de España la acogida y acompañamiento de los refugiados en Balears.

Esta entidad les habría informado de que había encontrado dos bloques de habitaciones en un complejo hotelero por alquilar lo que permitirá evitar la transitoriedad y derivar directamente y en un espacio temporal más largo (de un mes a un año) a la mayoría de los hospedados del hotel covid. Este complejo hotelero habría ofrecido las citadas 160 plazas durante un año a las que serán trasladados el mismo número de refugiados mañana jueves.

Y Cruz Roja también habría hallado las 58 plazas más duraderas ya apalabradas con el hospital Sant Joan de Déu del Coll d’en Rabassa y el colegio La Salle.

Sin enfermeras

El director gerente del primero, Joan Carulla, explicó que se decidió a ofrecer 40 camas ubicadas en la tercera planta del hospital para acoger durante un año a los refugiados porque sus planificación preveía mantenerla cerrada durante ese mismo periodo de tiempo porque ahora tiene menos derivaciones, la presión asistencial ha disminuido y carece de personal de enfermería para atenderlas.

Ayer por la tarde se encontraba dando los últimos retoques a la planta que desde mañana por la mañana acogerá a 40 desplazados ucranianos. «Estamos quitando las barandillas de las camas e intentando dar un aspecto menos sanitario a las habitaciones», explicó Carulla mientras colocaba uno de los carteles traducidos al ucraniano que ilustran esta información y que servirán para hacer más cálida la acogida a los refugiados.

Carulla concluyó estimando que estas 40 plazas serán rotatorias en tanto Cruz Roja halle a las refugiados un acogimiento más social. La entidad benéfica en sus competencias delegadas, se encargará de las derivaciones y atención a los refugiados en los nuevos espacios.

Compartir el artículo

stats