Refugiados ucranianos del hotel covid de Palma denuncian "trato denigrante" y desorganización

Culpan de su situación a las administraciones y a la Cruz Roja y critican la incertidumbre de no saber dónde serán trasladados a partir de mañana, cuando expira el contrato del hotel Bellver

Una refugiada ucraniana explica la situación a las cámaras de IB3

Una refugiada ucraniana explica la situación a las cámaras de IB3 / Miguel Vicens Massanet

Redacción

Unos sesenta refugiados ucranianos alojados en el hotel covid de Palma han protestado hoy por el trato denigrante y la desorganización a la que se sienten sometidos, ha informado IB3 Televisión.

Según el relato de algunas de estas familias a la cadena pública, critican sobre todo la incertidumbre de no saber dónde irán cuando pasado mañana expire el contrato del Govern con la propiedad del hotel Bellver del Paseo Marítimo. La gota que ha agotado su paciencia ha sido un documento que les han pasado por debajo de la puerta de la habitación en el que se les informa que mañana tienen que estar preparados para ser trasladados, documento en el que se les pregunta si aceptan o no esta situación.

Los refugiados culpan directamente a la Cruz Roja y a las administraciones por la gestión de su situación y aseguran que reciben un trato denigrante.

La Federación Hotelera de Mallorca (FEHM) ofreció ayer al Govern un total de 350 plazas para acoger temporalmente (durante este mes de abril) a los refugiados ucranianos que a final de este mes tendrán que dejar el hotel Palma Bellver usado hasta ahora como acogimiento temporal para los desplazados por la guerra en el este de Europa. Como se recordará el próximo día 31 expira el convenio suscrito inicialmente con el Ejecutivo autónomo para que funcionara como centro de alojamiento para los turistas con covid y para personas con domicilios sin las condiciones idóneas para confinarse.

Tras reunirse con los hoteleros, la consellera de Asuntos Sociales, Fina Santiagoreveló que la patronal les había ofrecido 350 plazas sobre las 250 solicitadas inicialmente por el Govern en 90 puntos de Mallorca. Estas plazas, concretó, están distribuidas en habitaciones, estudios y apartamentos de varias localidades de Mallorca toda vez que las otras islas del archipiélago no necesitarían de estas plazas temporales

Empieza la reubicación de los refugiados

El Govern ha rechazado las 350 plazas ofrecidas por la patronal hotelera al hallar la Cruz Roja ubicaciones que permiten una mayor estabilidad temporal, ha informado el Ejecutivo.

La organización no gubernamental ha encontrado dos bloques de habitaciones en un complejo hotelero para alquilar, lo que le permitirá evitar la transitoriedad y derivar directamente y en un espacio temporal más largo (de un mes a un año) la mayoría de los alojados del hotel covid. En concreto, son 160 plazas.

Otros 58 refugiados del hotel covid se derivarán a otros espacios también temporales, dos en concreto, que se han buscado y ya están habilitados.

En el Hotel Bellver se mantendrán 25 habitaciones, que pueden acoger hasta 50 plazas, para la atención durante un mes más de los refugiados dentro del ofrecimiento que en su día hizo Melià al Govern. 

Cruz Roja se encargará de las derivaciones y atención a los refugiados en los nuevos espacios. El hecho de que se trate de plazas estables y de que ya estén disponibles es una ventaja porque permitirá ahorrar el traslado durante un mes. Al mismo tiempo, desde el punto de vista de la gestión que hará Cruz Roja, se consideran una oportunidad que estas 160 plazas en lugar de diferentes espacios en diferentes lugares.

Hoy mismo, el Govern se ha dirigido a la Federación Hotelera de Mallorca para informar de que el hecho que Cruz Roja haya encontrado y buscado en las últimas horas este espacio de 160 plazas posibilitará que no se haga uso de las plazas puente ofrecidas.