Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SANIDAD

La UCI de Son Espases recuerda a los vacunados que «no son invulnerables»

El jefe del servicio, Julio Velasco, revela que la mitad de sus pacientes están inmunizados y que el 54,2% de los ingresados es menor de 60 años

La UCI de Son Espases ha vivido momentos peores que los actuales

Cambia el perfil del paciente crítico con covid-19 en esta sexta ola pandémica. El jefe de la UCI de Son Espases, el doctor Julio Velasco, advirtió ayer de que la cosa se ha equilibrado y que en estos momentos la mitad de sus enfermos ingresados lo estarían pese a haberse vacunado ya contra la enfermedad pandémica.

«A los vacunados les recordaría que no son invulnerables frente a la covid», advirtió el intensivista jefe.

Añadió Velasco que el 54,2% de los ingresados tiene menos de 60 años. «Son más jóvenes que en anteriores oleadas aunque la mayoría de ellos tienen enfermedades crónicas asociadas, entre ellas la obesidad, que se ha demostrado un factor de riesgo muy importante para que la covid-19 se complique», detalló.

Sin ventilación mecánica

«La gravedad es la misma», añadió el intensivista haciendo la salvedad de que «algunos precisan de aportes de oxígeno, pero no requieren que se les ventile mecánicamente y, por lo general, pasan menos días en la unidad».

Esta menor estancia les permite dar altas y tener un servicio más dinámico que en anteriores oleadas. Aunque como en ellas, han requerido la ayuda de Reanimación (en adelante, REA) «para mantener un equilibrio», admitió Velasco, que concluyó confiando y deseando que «esto disminuya a partir del mes de enero, llevamos dos años muy duros y la gente está muy cansada».

El doctor Fernando Barturen, jefe de Anestesia y Reanimación del hospital de referencia, explicó que «la REA no es otra cosa que una UCI atendida por anestesistas». Normalmente dispone de 12 camas que se unen a las 32 plazas oficiales de la Unidad de Intensivos que están divididas en cuatro boxes diferenciados por especialidades médicas de ocho camas cada uno de ellos. 

«A todos los pacientes con patología no covid que deben ingresar en una unidad de críticos y no pueden hacerlo al estar las camas ocupadas por enfermos con covid-19 no los derivan a nosotros. Así que el número de camas que tengamos por encima de las 12 habituales son el mejor indicador de la tensión que está soportando la UCI. En estos momentos tenemos 12 camas más 10, muy lejos de la situación dramática de marzo de 2021 en la que la proporción fue de 12 más 32 camas de REA”, reveló.

Por su parte, el director gerente de Son Espases, Josep Pomar, admitió que esta semana ha sido «difícil» por la elevada afluencia de pacientes a Urgencias unido a que se ha mantenido la actividad quirúrgica programada y han aumentado los ingresos hospitalarios. 

«Pero tenemos los próximos días garantizados. Mañana (por hoy, día de Nochebuena), no se opera como tampoco se interviene durante el fin de semana. Pero el lunes, martes y miércoles de la semana que viene sí que tenemos operaciones programadas. Menos de las habituales porque no hemos anulado las vacaciones a ningún profesional sanitario y los pacientes también se muestran reacios a ser operados en estas fechas», concluyó.

Compartir el artículo

stats