Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Inyección de 100 millones para renovar zonas turísticas maduras de Baleares

El presupuesto del ministerio de Maroto incluye la partida de gasto a repartir en tres años para «estrategias de resiliencia turística» en las islas

En la imagen, Platja de Palma. | B.RAMON

La transformación del modelo turístico es uno de los objetivos que se marca como prioritarios el ministerio de Industria, Comercio y Turismo. De acuerdo con los Presupuestos Generales del Estado 2022, el departamento de Reyes Maroto ha incluido una partida de 100 millones en exclusiva para la renovación del destino Balears. Se repartirá en tres años.

Esta semana el Ministerio ha detallado sus planes para el próximo año. Y para Balears, además de para Canarias y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, se destinarán dichos fondos en lo que se define como «estrategias de resiliencia turística». Para los cuatro destinos se han presupuestado 110 millones en conjunto para 2022.

El total del presupuesto del Ministerio asciende a 1.974 millones de euros, un 36,3% más que en 2021, según se destaca en una nota de prensa. A planes de sostenibilidad turística en destinos se asignan 743 millones. Otros 34 millones irán para la creación del Sistema de Sostenibilidad Turística Integral, 300 millones para el mantenimiento y rehabilitación de bienes inmuebles del patrimonio histórico, 170 millones para la financiación de proyectos de economía circular, 49 millones para el desarrollo de productos turísticos y 12 millones para planes de sostenibilidad social.

Otra partida de 45 millones irá a proyectos de inteligencia artificial aplicada al turismo y 115 millones para el llamado Plan de Transformación Digital en destinos. Y Turespaña contará con 66 millones para la promoción en el exterior.

Junto con el archipiélago, Canarias, Ceuta y Melilla recibirán fondos específicos para su reconversión

decoration

La ministra Maroto se ha referido en reiteradas ocasiones al reto de transformar los destinos maduros para atraer a un turismo de mayor calidad, en el caso de Mallorca señalando a los modelos de Platja de Palma y Magaluf, que han experimentado en los últimos años una acelerada renovación de su planta hotelera, a pesar de lo cual aún quedan reductos que todavía no se han sometido a su modernización. Urge la diversificación turística y la digitalización, más aún para continuar en la senda de la recuperación turística, después de que las islas hayan enfrentado dos crisis consecutivas: al final de la temporada 2019 la quiebra del gigante británico de la turoperación, Thomas Cook, que dejó elevadas deudas a hoteleros de Balears, y ya en 2020 la crisis de la covid-19, que se llevó por delante prácticamente la temporada turística.

Balears se ha mostrado este pasado verano como el destino que tira de la recuperación turística a nivel estatal, al concentrar el mayor volumen de turismo internacional y gasto turístico. Aunque también es cierto que como destacan los empresarios fue en el que más cayó la actividad.

Compartir el artículo

stats