Frente común contra la orden que devalúa el catalán en Educación

Impulsado por Més, se han reunido la UIB, partidos, sindicatos y entidades como la OCB

Imagen de la reunión telemática contra la orden de March.

Imagen de la reunión telemática contra la orden de March. / MÉS

Més per Mallorca, socio del PSIB-PSOE en el Govern, ha impulsado un frente común contra la orden del conseller socialista de Educación, Martí March, que devalúa el catalán en las enseñanzas artísticas. El objetivo de la movilización política, social, cultural y sindical promovida por Més per Mallorca es obligar a la presidenta del Ejecutivo, Francina Armengol, a que ordene a su conseller de Educación a retirar la polémica normativa. No descartaron ni la vía política ni la judicial para obligar al PSIB a rectificar.

Ayer lunes se reunieron vía telemática las entidades Obra Cultural Balear (OCB) y Plataforma por la Llengua, los sindicatos STEI Intersindical, Alternativa y UOB, las formaciones políticas Més por Mallorca, Més por Menorca, El Pi y Ara Eivissa.

También participó en el encuentro Jaume Guiscafrè, director del departamento de Filología Catalana y Lingüística general de la Universitat de les Illes Balears (UIB). El encuentro tenía la intención de analizar qué hacer ante la eliminación del requisito de conocer la lengua catalana para ejercer de profesor en el Conservatorio Superior de Música y Danza y en la Escuela de Arte Dramático de les Illes Balears (ESADIB), tal y como promulga la orden del Govern.

«La medida, impulsada unilateralmente por el PSOE desde el Govern de les Illes Baleares, provocó la indignación de los partidos de la izquierda soberanista, El Pi, los sindicatos y las entidades lingüísticas, que decidieron reunirse para diseñar los pasos a seguir», señalaron en un comunicado. En el encuentro todas las entidades manifestaron su total rechazo a la orden de la conselleria de Educación. Por este motivo, los participantes valoran tanto la vía política como la judicial para detener la polémica orden del conseller Martí March.

Hay que recordar que desde Més per Mallorca, partido que además gestiona la Secretaria Autonómica de Política Lingüística, acusaron a los socialistas de «deslealtad» por impulsar esta normativa que rebaja el catalán para el profesorado de enseñanzas artísticas sin consultarles.

Por su parte, el departamento de Filología Catalana de la UIB también realizó un duro comunicado contra Educación acusándola de «mentir». También responsabilizó al Govern de retirar de la orden de forma expresa el apartado donde apuntaba que para las enseñanzas artísticas se exigirán los mismos requisitos que el resto de profesorado.