Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sin Selectividad por confinamiento: «Este año ya lo tengo que dar por perdido»

Un estudiante no pudo hacer la EBAU al estar en cuarentena y deberá esperar al 2022

Samuel Montané, el estudiante al que el coronavirus le obliga a esperar un año para hacer la Selectividad.

Samuel Montané, el estudiante al que el coronavirus le obliga a esperar un año para hacer la Selectividad. B. Ramon

Samuel Montané, un estudiante de 18 años que este curso terminó los estudios en el Colegio Santa Magdalena Sofía de Son Cotoner, viajó a Valencia con su equipo de baloncesto para jugar unos partidos pocos días antes de realizar la convocatoria extraordinaria de julio de la Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU), popularmente conocida como la Selectividad. Al volver a Mallorca, en el aeropuerto, dos de los 35 integrantes del viaje dieron positivo en covid en los tests de antígenos y en las posteriores PCR, por lo que Samuel y los otros compañeros tenían que guardar la cuarentena obligatoria de diez días.

«Todos teníamos que estar confinados y yo tenía la Selectividad en estos días. Me hice dos PCR, que fueron negativas, y envié un correo a la Universidad por si podía hacer los exámenes», relata el joven. La contestación de la UIB fue: «En ningún caso se repiten todas las pruebas», aunque «aun así, nos hemos reunido para valorar si sería posible hacer una convocatoria extraordinaria para los alumnos que, como tú, tenéis la covid o debéis pasar la cuarentena preceptiva. La normativa, en cambio, no prevé cambiar el criterio». «En el correo me dejaron dudas de si realmente podía o no hacerlo, ya que al final dejaban la puerta abierta», explica el estudiante.

Por esta razón, el martes 6 de julio se presentó al primer examen de la recuperación de la EBAU, pero al identificarse le denegaron la entrada. «Me dijeron que no podía estar ahí, que debía estar confinado. Fui al tribunal y no sirvió de nada, solo se dijo que me fuera y que la única solución era esperar a la siguiente convocatoria, la de junio de 2022», lamenta Samuel. «Hablé con el presidente del tribunal de la Selectividad y me comunicó que en la reunión del día anterior decidieron que los que no podían venir a las pruebas tendrían que presentarse ya el año que viene», explica la progenitora.

«Me he informado para hacer una FP, pero ya se ha pasado el plazo. Costará mucho volver a estudiar todo otra vez el año que viene. De todas formas, la carrera de Arquitectura en la Universidad de Valencia no la empezaría este año porque las plazas ya están asignadas. Este año ya no hay nada que hacer, está perdido», añade el joven Samuel.

Respuesta de la UIB

«Las EBAU son unas pruebas que no son responsabilidad unilateral de la UIB, sino que tenemos corresponsabilidad con la Conselleria. Todo lo que se realiza tiene que ser siempre dentro de los acuerdos tomados. Dentro de este marco, este año se estableció que habría la convocatoria ordinaria de junio y la extraordinaria de julio, no habría una tercera convocatoria», detalla la vicerrectora de estudiantes de la universidad, Carmen Touza. Esta ‘tercera convocatoria’ responde a lo que han hecho otras comunidades autónomas, como Extremadura, donde se decidió crear un plazo excepcional de hasta diez días en cada una de las convocatorias después del último examen y antes de la publicación de las calificaciones definitivas.

"Costará mucho volver a estudiarlo todo el año que viene, e igualmente las plazas de mi carrera ya están asignadas"

decoration

En una resolución de este año publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE), dirigida a la realización de la EBAU y su relación con el coronavirus, se explicaba que «se deben buscar alternativas de evaluación, de cara a no menoscabar las opciones de elección de plaza universitaria». Desde la UIB se argumenta que logísticamente era «imposible» hacer una tercera convocatoria. «Entiendo perfectamente a este alumno, pero si dábamos la opción a repetir todas las pruebas por estar confinado, se solaparían con el periodo de matriculación, que empieza ahora, por lo que igualmente sus opciones de elegir plaza se verían menoscabadas», dice Touza.

Agravio comparativo

En el correo que la UIB envió al joven en relación a la imposibilidad de realizar las pruebas, se expuso que repetir toda la Selectividad «supondría un agravio comparativo» con el resto de alumnos. «¿No es más agravio comparativo que no pueda hacer ningún examen y tenga que ir directamente a la convocatoria del año que viene?», se pregunta el joven. «La Selectividad se prepara con mucho tiempo de antelación, y materialmente no había tiempo de organizar nuevos exámenes», apuntan desde la universidad.

La UIB ha explicado que en esta convocatoria de julio solo ha habido nueve estudiantes que por cuestiones del coronavirus no se han podido presentar, por lo que estos tendrán que ir a la Selectividad de junio de 2022. En total, según los datos oficiales publicados el miércoles, de los 586 estudiantes que se han presentado en esta convocatoria extraordinaria de julio, ha aprobado el 77,3%.

Compartir el artículo

stats