La plataforma StopCreuers, integrada por unas 30 entidades ecologistas y ciudadanas, ha protagonizado una concentración este sábado en las escalinatas de la Seu para reclamar una moratoria de cruceros en la isla por su fuerte impacto ecológico y la presión humana que provocan “20.000 personas al mismo tiempo en Palma”. Consideran que únicamente se debería permitir un crucero al día “por razones de salud pública a raíz de la covid-19, de emergencia climática y de impacto social”.

Esta concentración se ha llevado a cabo también en otras ciudades portuarias de forma simultánea a Palma. Es el caso de Barcelona, Valencia, A Coruña y Vigo. El portavoz de la plataforma, Joan Forteza, ha leído un manifiesto donde expone las razones de la entidades que integran el movimiento anticruceros para oponerse a la llegada de estas ciudades flotantes. Ha recordado que “la mayoría de estas empresas de cruceros no tributan aquí, lo hacen en paraísos fiscales, la emisión de gases de cada crucero es de gran envergadura y por ello, Palma es la segunda ciudad de España más contaminada por los megacruceros”.

Llega a Palma el primer crucero tras la pandemia

Con todo, han reclamado al Gobierno central y al Govern de Balears “que paralice la llegada masiva de cruceros, ya que consideramos al turismo de masas y más los cruceristas un elemento de alto riesgo para la propagación del virus, así como una actividad incompatible para la salud y el medio ambiente”. Consideran que tan solo se debe permitir un crucero al día.

Concentración en Palma para pedir una moratoria de cruceros. G. Bosch

Llamamiento a la ciudadanía

También denunciaron “la operación de maquillaje de los cruceros impulsados por gas, ya que los puertos no tienen las soluciones tecnológicas adecuadas y ello también supone un enorme impacto climático, social y ecológico”.

Por último, desde la plataforma contra los megacruceros denunciaron la “actitud de pleitesía” del Govern, con el conseller de turismo Iago Negueruela a la cabeza, esta misma semana acudiendo a recibir un crucero en el puerto de Palma.