Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Govern dará el jueves la bienvenida al primer crucero que llega a Mallorca tras la pandemia

El ‘Mein Schiff 2’, de TUI Cruises, viene de la península en la madrugada y partirá por la noche tras desembarcar pasajeros que regresan a Alemania y recoger a nuevos cruceristas

El crucero ha llegado hoy a Málaga.

El crucero ha llegado hoy a Málaga. Álex Zea

Por todo lo alto. Así se va a recibir en Ciutat al Mein Schiff 2, de TUI Cruises, el primer crucero que regresa a la isla después de que la pandemia interrumpiera la actividad también en este sector, uno de los últimos en reactivarse. Una delegación del Govern encabezada por el conseller de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, Iago Negueruela, se desplazará al puerto de Palma.

Al acto de bienvenida testimonial --se trata de un crucero burbuja, es decir sin contacto con la tripulación y el pasaje, por los estrictos protocolos sanitarios-- se unirá el presidente de la Autoridad Portuaria de Baleares, Francesc Antich, y la directora general de Turismo, Rosana Morillo.

El Mein Schiff 2 partió de Canarias y llegará a Palma procedente de la península. Precisamente en el puerto de Málaga se ha celebrado también que este buque ha sido el primero en el que ha hecho escala un crucero en la era poscovid.

El buque de TUI Cruises ha pasado el invierno en el archipiélago atlántico donde estuvo haciendo recorridos entre islas. Hay que recordar que la prohibición de los cruceros internacionales se levantó a finales de mayo, con efectos desde el 7 de junio. Sin embargo, en Canarias sí se estuvieron haciendo recorridos nacionales, dentro de las islas, aprovechando un resquicio legal a pesar de la orden de la Dirección General de la Marina Mercante que los vetó por la situación sanitaria.

Plan internacional

El Mein Schiff 2, dirigido a público alemán, hará escala en el puerto de Palma sobre las cuatro de la madrugada de este jueves y partirá por la noche. En el buque viajan alrededor de 1.200 pasajeros, pues navega en torno al 40-50 % de su capacidad. Un millar de cruceristas regresarán a Alemania y al resto del pasaje se unirán más turistas germanos llegados desde el país germano por vía aérea. El buque volverá a tocar el puerto palmesano el próximo 24 de junio.

Según Ian Livesey, director de TUI en Baleares, Península, Portugal y Andorra, las primeras cuatro semanas de actividad del buque del grupo alemán se centrarán en hacer un crucero de siete días desde Palma recorriendo solo puertos nacionales, siguiendo las estrictas medidas sanitarias que se han dictado para el regreso de esta actividad. En el sector crucerista prima la cautela.

TUI Cruises también ha reiniciado su actividad en Creta (Grecia) y desde Alemania en el norte de Europa. A partir del 15 de julio la naviera prevé poner en marcha su programa original por el Mediterráneo occidental, con base en Palma y navegando por otros puertos españoles, italianos y franceses. Este es el plan de la naviera, que ha estado navegando los últimos diez meses con los protocolos sanitarios que incluyen controles estrictos del pasaje y las tripulaciones para evitar la transmisión del virus.

Convocatoria de la protesta contra los cruceros DM

STOP CRUCEROS: CONCENTRACIÓN EL SÁBADO PARA LIMITAR LAS ESCALAS A UNA DIARIA 



La Plataforma contra los Megacruceros de Palma llama a una concentración este próximo sábado 19 de junio, a las 11:30 horas, en las escaleras de la catedral, para exigir un máximo de un crucero por día en la capital mallorquina.

En defensa del clima, la salud y la vida y bajo la etiqueta #Stop Creuers, la plataforma palmesana se ha unido a esta protesta que se llevará a cabo también en Barcelona, Valencia, A Coruña y Vigo. El movimiento retoma sus acciones que luchan por controlar la llegada de cruceros en la legislatura que arrancó hace dos años con el compromiso adquirido por el Govern en los Acords de Bellver, al inicio de esta legislatura, de aprobar la moratoria para reducir el impacto de un volumen desmesurado de escalas.

En contraposición la Plataforma Sí als Creuers ha estado estos meses atrás luchando por el regreso de la actividad de la que dependen muchas pymes, además de la ocupación hotelera que genera. Temían que el puerto de Palma se quedara fuera de las planificaciones de las navieras por el retraso de Madrid en permitir el regreso de los itinerarios internacionales. También presionaron al Govern para que aprobara el protocolo sanitario balear para el sector, que finalmente se hizo realidad a mediados de mayo.

Compartir el artículo

stats