Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SANIDAD

Las Urgencias de Son Espases, colapsadas con cien camas cerradas

La situación del hospital de referencia, con pacientes esperando hasta dos días en observación, se ha agravado esta pasada noche al derivarles enfermos el comarcal de Inca

Las Urgencias de Son Espases, colapsadas con cien camas cerradas

Las Urgencias de Son Espases, colapsadas con cien camas cerradas

El servicio de Urgencias del hospital de Son Espases ha pasado una noche toledana con pacientes hacinados por todas partes que dificultaban la labor de los médicos e imposibilitaban la actuación de las enfermeras, ha explicado uno de los facultativos afectados que ha asegurado que los “retrasos en la primera atención llegaban hasta una hora".

"También ha sido normal durante los últimos días algunos pacientes esperaran hasta dos días en la sala de observación que quedara una cama libre”, ha añadido el médico subrayando que esta misma mañana han amanecido en observación “tres o cuatro enfermos que llevaban allí entre 60 y 65 horas”

Desconocen las fuentes sanitarias consultadas los motivos de la repentina presión asistencial. Pero sí han señalado que la pasada noche recibieron a varios pacientes derivados desde el hospital de Inca, trasladados no se sabe por qué razón. Lo que sí han lamentado que la dirección médica del hospital haya decidido cerrar hasta cien camas, otras fuentes hablaban de tres plantas de hospitalización, al parecer por motivaciones económicas. Un cierre de recursos que ya duraría varios días.

La gerencia de Son Espases deberá explicar por qué ha decidido cerrar hasta cien camas de hospitalización desde, por lo menos, la semana pasada. Este recorte de recursos ha provocado que algunos pacientes hayan tenido que esperar más de lo habitual para ser atendidos en el servicio de Urgencias en las últimas jornadas, con las consiguientes quejas y reclamaciones tanto de los usuarios como de sus familiares, ha explicado un médico del servicio.

Al parecer, todo apuntaba a que esta misma mañana se tendrán que abrir dieciséis camas de manera urgente para aliviar la insostenible presión asistencial de las últimas horas.

“Hemos tenido a enfermos en áreas no preparadas para ello, como la zona de camillas. Y no solo es eso, las salas de espera estaban abarrotadas de pacientes y sus acompañantes a unos niveles más propios de prepandemia”, ha añadido uno de los médicos consultados recordando que la crisis sanitaria provocada por la covid-19 aconseja evitar las aglomeraciones de personas.

Compartir el artículo

stats