Jordi Reina responde: ¿Qué vacuna debe administrarse a los que ya han recibido la primera dosis de AstraZeneca?

El jefe de Virología de Son Espases describe el momento actual de la pandemia en Baleares, opina sobre los efectos adversos de la vacuna y calcula hasta cuándo tendremos que seguir llevando mascarilla

Jordi Reina, jefe de Virología del Hospital Universitario de Son Espases

Jordi Reina, jefe de Virología del Hospital Universitario de Son Espases / Guillem Bosch

Miguel Vicens

Miguel Vicens

El jefe de Virología del Hospital Universitario de Son Espases, Jordi Reina, ha respondido hoy, en el programa de IB3 Ràdio Informatiu Matí, sobre qué vacuna deben recibir las personas a las que ya se les ha administrado una primera dosis de AstraZeneca, ha ofrecido su opinión sobre el las dudas y paralizaciones que ha sufrido este remedio contra el coronavirus y ha opinado sobre el momento de la pandemia que vive en Baleares, con una incidencia a la baja y hospitalizaciones muy controladas.

"A todas las personas que han recibido una primera dosis de AstraZeneca yo les pondría la segunda dosis también de AstraZeneca", ha afirmado Jordi Reina. "Mezclar vacunas es algo que no se ha ensayado y que en la vacunación infantil nunca se hace, porque diferentes fármacos tienen también mecanismos de interacción diferentes", ha respondido el médico a la periodista Sandra Martínez, conductora del espacio informativo radiofónico

Jordi Reina, jefe de Virología de Son Espases

Jordi Reina, jefe de Virología de Son Espases / Diario de Mallorca

Sobre los efectos secundarios de AstraZeneca, ha considerado que se trata de un problema común de todas las vacunas. "Una vacuna es un medicamento que se administra a personas sanas y cuando uno se encuentra bien no desea el mínimo efecto indeseable", ha manifestado el virólogo. "Pero evidentemente, las vacunas, como todos los medicamentos, tienen efectos secundarios, porque no todas las personas no son iguales ni tampoco reaccionan igual a los fármacos", ha señalado. "En los ensayos clínicos, con 30.000 o 40.000 personas, no se describieron efectos adversos significativos, pero en el caso de este fármaco la presión mediática sobre los organismos reguladores ha sido muy elevada. De ahí que, por un principio de precaución, se parara la vacunación para comprobar a qué grupos de población afectaban más los efectos indeseables descritos", ha explicado. "Y hay que decir que no todos los países han seguido el mismo criterio", ha constatado. "Lo que está clara es que los efectos adversos se producen muy raramente y hay que asumirlos sabiendo que el riesgo de contagiarse de coronavirus o de ingresar en un hospital como consecuencia de la enfermedad es 10.000 veces mayor que de sufrir un trombo por efecto de la vacuna", ha afirmado Reina.

El jefe de Virología de Son Espases se ha quejado de que en esta pandemia "a los científicos se les ha escuchado poco". Y ha añadido: "Ha primado más la opinión de los políticos". Y ha puesto un ejemplo. "Cuando Castilla y León decide suspender cautelarmente la vacunación con AstraZeneca toma una decisión política que no está secundada por un criterio científico, creando una incertidumbre muy grande en la población", asegura. "Ahora ya sabemos que se han descrito procesos trombóticos similares en los vacunados con Janssen, un fármaco del que esperamos mucho. Por eso digo que hay que convivir con estos efectos adversos, porque se producen muy raras veces y los beneficios de la vacunación son mucho mayores", ha resuelto.

El momento epidemiológico actual en Baleares y la cepa británica: "Tranquilos pero expectantes"

Sobre el momento epidemiológico de Baleares, Reina ha considerado que "parece que el final de la pandemia en las islas puede estar cerca". Pero el médico ha querido ser muy prudente al respecto. "El momento es tranquilo y el virus parece controlado, con pequeñas variaciones de la incidencia. Lo más importante es que la población mayor, la más vulnerable, está protegida con la vacuna. Y que los nuevos contagios se producen principalmente en gente joven que no tiene patologías previas, por tanto la mayoría de nuevos casos, por el efecto beneficioso de la vacunación, son casos leves", ha manifestado.

"Tenemos que estar tranquilos pero expectantes. No podemos bajar la guardia porque la cepa británica sigue estando detrás de los nuevos casos y tiene una capacidad de transmisión muy elevada. Le basta con grupos de personas poco numerosos para expandirse", ha alertado.

Una persona recibe una dosis de la vacuna en el Polideportivo Germans Escalas de Palma

Una persona recibe una dosis de la vacuna en el Polideportivo Germans Escalas de Palma / B. Ramon

¿Pueden contagiar el virus las personas ya vacunadas?

Jordi Reina ha aclarado que es posible que sean portadoras del virus, pero con un nivel de transmisión muy bajo, que se sitúa entre 1 de cada 10.000 personas o en 1 de cada 25.000 personas. "Existe esa posibilidad", ha admitido. "Pero con una frecuencia realmente baja. Por eso es importante que se vacune toda la población, para que incluso en estos casos el virus no encuentra a nadie a quien contagiar", ha recomendado. "De todas formas todavía no se ha demostrado que haya brotes asociados a personas vacunados", ha subrayado el virólogo.

Ciudadanos con mascarilla en una parada de autobús en las Avenidas, en Palma

Ciudadanos con mascarilla en una parada de autobús de las Avenidas, en Palma / B. Ramon

¿Hasta cuándo llevaremos mascarilla?

"Al menos hasta después del verano será muy recomendable", ha aventurado el jefe de Virología del Hospital de Son Espases. "Y posiblemente hasta final de año. Al menos durante ese tiempo seguiremos con ella y también con la distancia social y con el lavado de manos. "La cepa británica es muy contagiosa, le bastan grupos pequeños expandirse", ha alertado.