Desde este lunes vuelven a estar permitidas en domicilios las reuniones sociales y familiares de hasta seis personas y de un máximo de dos núcleos de convivencia. El Govern levanta hoy la restricción especial implementada durante los últimos quince días para limitar los contagios durante la Semana Santa. Sin embargo, como se anunció la semana pasada, se mantendrán cerrados al menos durante dos semanas más el interior de restaurantes y bares, para comprobar que no ha habido repunte de casos en Pascua.

De este modo, Balears recuperará este lunes las medidas aprobadas antes de que entraran en vigor las acordadas para el periodo de Semana Santa. El Govern levantará, por tanto, el cierre perimetral de las islas aunque mantendrá los controles en puertos y aeropuertos, y volverá a permitir reuniones sociales y familiares de seis personas de hasta un total de dos núcleos de convivencia.

Por islas, Mallorca y Formentera continuarán en nivel 2 de alerta sanitaria e Eivissa pasa al mismo nivel por la evolución de la pandemia de la covid. Menorca, en cambio, continuará en nivel 1.

Atendiendo a la situación epidemiológica de cada una de las islas, se han establecido diferentes restricciones. Así, en Mallorca y Eivissa el interior de bares y restaurantes continuará, al menos, dos semanas más cerrado. En el exterior, en los bares y restaurantes de estas islas se podrán reunir un total de cuatro personas por mesa de hasta dos núcleos de convivencia. El cierre de la restauración será a las 17.00 horas.

La incidencia del virus se mantiene alrededor de los 60 casos por 100.000 habitantes en dos semanas en Baleares

Respecto a la situación del comercio, a partir de este lunes 12 de abril, en Mallorca se permitirá un 75 por ciento de aforo y el cierre deberá ser a las 20.00 horas, a excepción del comercio esencial.

Los centros comerciales de Mallorca, en cambio, tendrán limitado su aforo al 50 por ciento de capacidad. Los sábados y domingos de libre apertura esta se reducirá todavía más, hasta el 30 por ciento de aforo. Los domingos y festivos de no libre apertura deberán permanecer cerrados.

En la misma línea, Eivissa podrá abrir su comercio al 75 por ciento de capacidad y los centros comerciales al 50 por ciento. El cierre deberá ser a las 20.00 horas. Menorca, por su parte, podrá abrir sus tiendas y comercios hasta las 22.00 horas y con una capacidad del 75 por ciento y del 50 por ciento en grandes superficies.

Con todo, en cuanto a la práctica deportiva, en Mallorca, Eivissa y Formentera los gimnasios podrán abrir al 30 por ciento de su aforo, siendo el uso de la mascarilla obligatorio. Mientras, en la práctica de deporte al aire libre sin contacto, donde se incluyen las excursiones, podrán participar un máximo de 10 personas.

«Margen» tras la Semana Santa

Según los últimos datos sanitarios de la pandemia, las islas mantienen una incidencia que ronda los 60 casos por 100.000 habitantes en dos semanas, algo inferior en Mallorca. Una incidencia en la que lleva estancada durante las últimas semanas desde que a mediados de marzo un pequeño repunte volviera a colocar las islas por encima de los 50, dentro de la zona de riesgo medio de la que había salido antes de empezar la desescalada de las restricciones.

El temor a que con una presencia mayoritaria de la variante británica se tradujera en un aumento de los casos similar al mes de diciembre con la tercera ola, llevó al Govern a frenar la desescalada, dar marcha atrás en la apertura de interiores y prohibir las reuniones sociales y familiares durante la Semana Santa. Según aseguraba este fin de semana la presidenta del Govern, Francina Armengol, en sus redes, «la Semana Santa ha supuesto más contagios y algunos pueden tardar más de diez días en manifestarse». Por ello, reclamó margen para «en dos semanas, con los casos identificados y repuntes controlados, flexibilizar las medidas con seguridad».

Armengol, preguntada por la desescalada

Los partidos de la oposición preguntarán en el pleno del Parlament del martes a la presidenta Francina Armengol cuáles son sus planes de cara a la desescalada de la pandemia en el archipiélago tras la finalización del estado de alarma en España el 9 de mayo. La consellera de Salud, Patricia Gómez, y el portavoz del comité de gestión de la pandemia, Javier Arranz, analizarán hoy la situación.

Sánchez espera que a finales de agosto esté vacunada el 70 por ciento de la población Vídeo: Agencia ATLAS | Foto: EP