Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Restricciones covid en Mallorca: así debemos actuar en las playas (mascarilla incluida)

Imagen de una playa

Imagen de una playa

Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este martes el Proyecto de Ley de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, conocida como ley de 'nueva normalidad', que fue aprobada el pasado 18 de marzo en el Congreso de los Diputados.

Entre las medidas contempladas en el texto, que entrará el miércoles en vigor y se mantendrá hasta que acabe la pandemia, se mantiene la obligación para las personas, a partir de los seis años, de usar mascarilla en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, incluso aunque se mantenga la distancia de seguridad de 1,5 metros.

Teniendo en cuenta esta medida, las playas dejan de ser una excepción y el uso de la mascarilla será obligatorio en todo momento menos durante el baño. Hasta el momento, desde la relajación del primer estado de alarma en el verano del 2020, quedaba en manos de las autonomías establecer distintas medidas sobre los tapabocas en los arenales, pero la nueva norma establece una única aplicación.

Las playas dejan de ser una excepción y el uso de la mascarilla será obligatorio en todo momento menos durante el baño

decoration

En Mallorca, las playas deben permanecer cerradas durante la noche, pero existe la posibilidad de que los ayuntamientos puedan modificar el horario de cierre, si lo consideran oportuno. De momento se clausuran a las 21 horas. Se permiten grupos de hasta seis personas de dos núcleos de convivientes, con mascarilla.

Mascarilla, también en la cubierta del barco

El nuevo texto también se modifica en el caso de las cubiertas y espacios exteriores de los buques y embarcaciones, donde el uso de la mascarilla pasa a ser obligatorio.

La obligatoriedad en todos los supuestos anteriores no es aplicable a las personas que presenten algún tipo de enfermedad o dificultad respiratoria que pueda verse agravada por el uso de la mascarilla o que, por su situación de discapacidad o dependencia, no dispongan de autonomía para quitársela, o bien presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización.

Tampoco será exigible "en el caso de ejercicio de deporte individual al aire libre ni en los supuestos de fuerza mayor o situación de necesidad o cuando, por la propia naturaleza de las actividades, el uso de la mascarilla resulte incompatible, con arreglo a las indicaciones de las autoridades sanitarias".

Muchas comunidades ya lo habían implantado

Se trata de una norma que ya se cumplía en la vida cotidiana por la entrada en vigor de diferentes normativas autonómicas que habían eliminado esa distancia de seguridad y obligaban a portar mascarilla fuera cual fuera la distancia interpersonal.

En este sentido, la ministra portavoz, María Jesús Montero, ha anunciado que, en su reunión del miércoles, el Consejo Interterritorial de Salud repasará los preceptos de la norma por si fuera preciso matizar alguno de ellos.

Lo ha dicho Montero en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que ha insistido en que el decreto ley que posteriormente ha sido tramitado y aprobado como proyecto de ley se promulgó antes del verano para dar cobertura judicial a la desescalada.

"La pandemia ha sido un aprendizaje conjunto", ha destacado la portavoz al reconocer que "hay un decalaje entre la norma y la realidad".

Compartir el artículo

stats