Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 77% de los fallecidos en la segunda ola son usuarios de residencias

Desde el inicio de la pandemia se han registrado 165 muertes en centros de mayores

El 77% de los fallecidos en la segunda ola son usuarios de residencias

El 77% de los fallecidos en la segunda ola son usuarios de residencias

Casi 8 de cada diez fallecidos en Balears en esta segunda ola de la pandemia eran personas mayores que vivían en residencias. Desde marzo hasta ahora han fallecido un total de 165 usuarios de geriátricos; ayer se sumó el último fallecimiento de estos centros.

Según datos de la conselleria de Salud, en la primera ola murieron un total de 224 personas con la covid-19 en el archipiélago, de los que 89 eran ciudadanos de avanzada edad que vivían en residencias. En aquel primer momento de curva de contagios en auge, los decesos de usuarios de centros de mayores representaron así el 40%. En la segunda ola, han fallecido 99 personas: el 77% vivían en residencias.

En esta segunda fase de propagación del virus, pasados ya los primeros momentos de desconocimiento inicial y de falta de recursos y protocolos, ¿qué ha fallado para que la letalidad se concentre de esta manera en estos centros en la segunda ola?

Preguntado por esta cuestión, Javier Arranz, portavoz del comité de enfermedades infecciosas, señaló ayer en declaraciones al programa Al Dia de IB3 Ràdio que «ha habido más casos fuera y han entrado en las residencias» a través de los profesionales «que se han infectado en el ámbito personal».

Centros sin la experiencia

Arranz argumentó que los centros residenciales más afectados ahora no son los mismos de la primera ola, con lo que en estos geriátricos hay menos usuarios inmunes y más usuarios susceptibles de contagiarse. Además, razonó que los profesionales de estos centros no tienen «la experiencia» que sí atesoran los trabajadores de los que tuvieron muchos contagios los primeros meses de la pandemia, cuando el Govern intervino dos instalaciones de este tipo (Oasis y Domus Vi Palma).

Ahora el Ejecutivo ha tomado las riendas de otras dos (Bell Entorn de Sóller y Seniors Inca), además de una de personas con discapacidad de Inca, ante el elevado número de contagios y «porque es posible que el trabajo no fuese de suficiente calidad para garantizar que no entrara el virus», según Arranz.

Ahora mismo, según los datos hechos públicos ayer por Salud, hay un total de 114 usuarios de residencias infectados, de los que 91 se encuentran hospitalizados. Además, hay 57 profesionales de estos centros que han dado positivo.

Ayer Balears sumó 60 nuevos contagios. Así, el global de casos acumulados en las islas es 15.557 desde que comenzó la pandemia. La tasa de positividad es del 6 % y el total de fallecidos alcanza los 323. Ayer se registraron tres altas hospitalarias y otras 92 en Atención Primaria.

Los casos en las UCI de los hospitales este lunes ascienden a 42, uno menos que el domingo, mientras que los ingresados en planta suman 195, lo que son nueve personas más que el lunes.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats