Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis

El Govern (se) multa por no informar

El Govern (se) multa por no informar

El Govern (se) multa por no informar

El Govern pretende sancionar a los asintomáticos o contactos bajo vigilancia que escamoteen la información sobre su situación. Es decir, que hagan vida normal mientras suponen un factor de riesgo para la comunidad, una conducta asocial tan frecuente que es compartida por nueve de cada diez alemanes en cuarentena en su país.

Al mismo tiempo, el Govern hurta a los ciudadanos la información más que relevante sobre un estallido masivo en la residencia de Sant Joan, con 75 casos y el riesgo inherente que se transmite al entorno. ¿Va a automultarse el ejecutivo balear por su ocultismo sobre el estado de salud, que además desea sancionar en sus ciudadanos?

El supercontagio de Sant Joan sale a la luz por la publicación ayer en la edición digital de este diario, cinco días después de su descubrimiento. Conviene plantear no solo cuándo se pensaba desvelarlo, sino si se había decidido obviarlo. Se pasará por alto como una humorada la declaración de que se ha actuado "con rapidez".

Un contagio de coronavirus que afecta a un cuarenta por ciento de un colectivo de dimensiones significativas dispara las alarmas. Por tratarse de actuaciones públicas, convendría aclarar qué criterios ha seguido el Govern para no desvelar este contagio explosivo hasta que no fue publicado. También sería interesante conocer en cuántas ocasiones precedentes se han aplicado estas pautas de opacidad. A efectos de un uso adecuado de fondos públicos, la investigación del silenciamiento es al menos tan importante como perseguir la picaresca en las cuarentenas.

Dado que el Govern juega a la desmemoria, procede resaltar su experiencia en ocultar brotes masivos. Así ocurrió a finales de mayo, cuando dieron positivo once paquistaníes que regentaban un locutorio en Es Rafal y vivían en Son Gotleu. Para no entorpecer la desescalada, el ejecutivo disimuló el foco hasta que fue requerido al respecto. A continuación, dictaminó que el rebrote no tenía importancia, porque los afectados carecían de vida social. Con los datos hoy disponibles sobre la penetración de la covid en las barriadas palmesanas citadas, cabe hablar de una discutible diligencia.

También es posible que el Govern haya elegido la estrategia sueca hacia la inmunidad de rebaño, una sospecha sobre la que fue interrogado ayer mismo Fernando Simón. En todo caso, sin avisar.

Compartir el artículo

stats