El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) brinda una oportunidad a quienes han trabajado solo 90 días al ofrecer un subsidio por insuficiencia de cotización, una ayuda de casi 500 euros al mes. Esta prestación está destinada a desempleados que han perdido su empleo de manera involuntaria y no cuentan con las cotizaciones requeridas para la prestación contributiva.

No obstante, existen requisitos específicos, como estar inscrito como demandante de empleo, haber cotizado un mínimo de 90 días en el caso de responsabilidades familiares o 180 días en otros casos, y no tener ingresos superiores al 75% del salario mínimo interprofesional (810 euros al mes en 2023).

Además de la inscripción y los requisitos de cotización, la duración del subsidio variará según la situación familiar y el tiempo cotizado. Para quienes no tienen cargas familiares, el subsidio durará 6 meses si han cotizado 6 o más meses. Para quienes tienen responsabilidades familiares, la duración varía de 3 a 5 meses, según los meses cotizados.

En casos de 6 o más meses de cotización, la duración se extiende a 21 meses.

Es importante destacar que este subsidio debe renovarse cada seis meses, excepto en casos específicos, como la renta agraria y el subsidio para mayores de 52 años. Con este apoyo, el SEPE busca brindar una red de seguridad a quienes, a pesar de no cumplir con las cotizaciones completas, se encuentran en situación de desempleo.