16 de julio de 2019
16.07.2019
ACB

Àlex Abrines: "Necesitaba volver a disfrutar"

El jugador mallorquín fue presentado ayer con el Barça, club con el que se ha comprometido por dos años

15.07.2019 | 22:29

El mallorquín Álex Abrines, que ayer fue presentado como nuevo jugador del Barcelona, aseguró que, después del bache personal que la pasada temporada le obligó a dejar los Thunder de Oklahoma, necesitaba encontrar un lugar como el Palau Blaugrana "para volver a disfrutar del baloncesto".

Después de tres años en la NBA, el escolta mallorquín regresa al Barça, donde jugó cuatro temporadas (2012-16), con el objetivo de reencontrarse con su pasión. "Desde el primer momento que pasó todo lo que pasó, quería regresar. Necesitaba un sitio para volver a disfrutar del baloncesto y no hay otro lugar como el Barça", agregó.

Abrines, que ha firmado un contrato para las próximas dos temporadas y otra opcional, habló sin tapujos sobre su última temporada en la NBA.

Su etapa en Oklahoma se truncó la pasada temporada después de acabar su relación con los Thunder en una decisión explicada tiempo después. De hecho, Abrines publicó hace unos días un vídeo en el que dejaba entrever que había sufrido algún tipo de depresión. "Es una de las cosas que queríamos enseñar en el vídeo. Quería aportar algo más y ver si podía ayudar a más personas. Al final con la ayuda de profesionales, familiares y amigos se supera. Da igual si eres Bill Gates o si estás en el paro, te puede pasar igual", apuntó.

Asimismo, desveló que para los jugadores "hay momentos que son difíciles y, por ello, es importante que la gente sepa que estas cosas pasan y que se tomen medidas para que no vuelvan a suceder".

Por ello, el nuevo jugador del Barcelona cree que es clave que en los clubes de primer nivel exista la figura de un profesional dedicado a la salud mental para ayudar a los jugadores.

En este sentido, Abrines solo tuvo palabras de elogio hacia los Thunder de Oklahoma porque desde el primer momento que comunicó su situación -en diciembre de 2018- pusieron a su disposición un psicólogo. "Estuvieron de diez", recordó.

Tras tres años en la NBA, consideró que ha mejorado como jugador: "Tengo más cuerpo, tiro más rápido, la capacidad de reacción a la toma de decisiones ha mejorado mucho, pero todavía tengo cosas a pulir", señaló.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Cuando sentimos juntos, sentimos más grande

¿Un grupo de WhatsApp entre aficionados de equipos rivales? El experimento sonoro 42 pasiones hizo latir sus corazones al unísono siguiendo el ritmo de la identidad sonora de LaLiga