Dos mallorquines convierten ‘Nowhere’, de Netflix, en la película más vista

El productor Miguel Ruz escribe con Ernest Riera el guion del filme que ha alcanzado el número 1 en 61 países y el top 10 en 93

Miguel Ruz y Ernest Riera, este lunes en el centro de Palma

Miguel Ruz y Ernest Riera, este lunes en el centro de Palma / B. Ramon

Raquel Galán

Raquel Galán

«Esta película nos va a cambiar la vida», bromeaba el productor y guionista mallorquín Miguel Ruz con el director, Albert Pintó, y la protagonista, Anna Castillo. Tal vez sea así, ya que fue visionario sobre el éxito de Nowhere. Solo tres días después de su estreno en Netflix había sido vista por casi 24 millones de espectadores y se convirtió en la número 1 mundial de todas las plataformas.

Hasta el momento ha sido el largometraje internacional más visto del año, en lo más alto en 61 países y entre los diez primeros en 93. Cifras de récord que pueden continuar y que nunca habían logrado dos mallorquines –Ruz y el también guionista Ernest Riera–, unidos en diferentes colaboraciones y con gran experiencia en la industria audiovisual.

Este thriller de supervivencia con la ganadora de un Goya por El Olivo –de Icíar Bollaín– y Tamar Novas comenzó con un borrador guardado en un cajón. «La idea original era del guionista Indiana Lista, que durante años intentó sacarla adelante, pero no lo logró. Me pasó el borrador y vi que el concepto estaba bien, por lo que se lo enseñé a Ernest», relata el productor, al frente de Rock&Ruz junto a Jordi Roca.

Sin embargo, «le faltaba emoción, era solo una historia de supervivencia», añade Riera, que recuerda que «Miguel siempre decía: ‘necesita ser más dramática, me quiero emocionar más’, e incluíamos mayor carga a medida que desarrollábamos el guion. Lo más importante en una película, con independencia del género, es que toque la fibra, de ahí que lo convirtiésemos en un drama emocional».

Anna Castillo, la protagonista

Anna Castillo, la protagonista / Netflix

Con el texto bajo el brazo, Ruz llamó a la puerta del gigante del streaming, que conocía por haber realizado la producción del filme El practicante, protagonizado por Mario Casas. El estudio de cine New Line, filial de Warner Bros, también se interesó y realizó una oferta por el proyecto, aunque al final Netflix financió la película española sin imaginar jamás que llegaría tan alto, pese a la práctica ausencia de campaña comercial.

Diferentes públicos

Se estrenó el 29 de septiembre y el boca oreja a través de las redes sociales hizo el resto. Riera cree que uno de los motivos del éxito es que «diferentes públicos hallan cosas en Nowhere que les atraen o temas con los que se sienten identificados». Otra razón es el trabajo tanto del director como de la protagonista. Ni Ruz ni Riera conocían a Pintó, pero fueron a ver su película Malasaña 32 y de inmediato pensaron que era el idóneo.

«Cumplía los requisitos para rodar un thriller comercial de supervivencia con emoción y bien ejecutado», dice el primero sobre quien también ha dirigido varios capítulos de la exitosa serie La casa de papel, además de la precuela, Berlín.

«La Tom Hanks femenina»

En cuanto a Anna Castillo, fue una apuesta personal de Miguel Ruz, «la Tom Hanks femenina», según la define con la mente puesta en referentes cinematográficos como los interpretados por la estrella de Hollywood en Náufrago y Capitán Phillips. Para Riera, otro filme que puede ser un referente es Everest y explica que «todos tienen el componente emocional que necesitaba Nowhere, además de un personaje muy potente que, cuando se rompe, provoca un contraste muy fuerte».

Los mallorquines tienen claro que realizan «un cine global, con independencia de la producción y el idioma», aunque Rock&Ruz quiere «ayudar a crear un marco audiovisual estatal y potenciar las películas españolas», por lo que propuso a Netflix rodar aquí, tal como se hizo. Ambos estudiaron en Gran Bretaña y han trabajado muchos años allí y EEUU, como por ejemplo Ernest Riera en el guion de A 47 metros, de Johannes Roberts, la ficción independiente más taquillera en Norteamérica en 2017, y Ruz produciendo varios capítulos de Black Mirror.

Dos mallorquines convierten ‘Nowhere’ en la película más vista

Anna Castillo en una escena de 'Nowhere' / Netflix

Ha pasado de una distopía a otra, ya que la película dirigida por Pintó está ambientada en un país totalitario en el que Mía y su marido, Nico, se ven forzados a abandonarlo todo para huir en un contenedor marítimo. Se puede pensar fácilmente en la situación migratoria actual, aunque no es lo que pretenden. «Por eso hemos elegido un contexto distópico, para que el público se sienta más identificado con la protagonista», argumenta Ruz. «Hay una lectura social porque es un problema que vemos cada día en las noticias, pero la intención era hacer una película universal y que tocase la fibra», concluye Riera.