Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nuevas ‘joyas’ para el Museu Marítim

Algunas barcas tienen más de un siglo de antigüedad y ahora serán restauradas por el Taller de Mestres d’Aixa

El ‘llaüt Agustina’, cedido y en muy buen estado, será sometido a trabajos de conservación la próxima semana. |

El fondo del Museu Marítim de Mallorca se enriquecerá con más ‘joyas’, las 20 embarcaciones tradicionales que la Associació Amics del Museu le ha cedido para que formen parte de su exposición permanente y que el Taller de Mestres d’Aixa del Consell comenzará a restaurar y a conservar a partir de la próxima semana. Una vez en condiciones, algunas barcas se exhibirán en las salas museísticas de ses Voltes, otras serán devueltas al agua, en el Parc de la Mar o en otros puertos, y el resto acompañarán a sus restauradores por diferentes ferias náuticas. Además, en este lote de cesión también se han incluido otros elementos de valor patrimonial: cuatro motores, tres pares de puertas de pesca de bou y un xigre d’escar.

Para Manuel Gómez, presidente de la Associació d’Amics del Museu Marítim, el material cedido, valorado en 280.000 euros, es una manera de garantizar que las próximas generaciones podrán saber qué es una barca tradicional, un llaüt... «Lo más urgente era comenzar a sacar de la oscuridad de las cuevas [de Bellver] estas embarcaciones», destacó ayer, tras firmar el convenio de cesión junto a la vicepresidenta del Consell y consellera de Cultura, Bel Busquets. Gómez se refería al almacén al que llevan todas esas «joyas patrimoniales» que rescatan desde hace décadas, de foravila, de garajes, de propietarios que en muchas ocasiones no saben qué tienen que hacer con las barca de la familia...

Foto de familia en la nave de Son Bonet donde se reparan las barcas. | GUILLEM BOSCH

En el Taller dels Mestres d’Aixa, situado en terrenos del aeródromo de Son Bonet, hay un buen número de embarcaciones, desde una grandiosa que preside la nave (y que de momento no se ha cedido) a un bote pequeño, en muy mal estado y que sí entra en el lote para el Museu. Si no es posible su restauración, la alternativa es construir una réplica, explicó Albert Forés, director del museo. Sobre esta barquita, Gómez añadió que procedía de Portocolom. «Todos los niños, que ya tienen ahora una cierta edad, se acuerdan de que el dueño se la dejaba. Y el motor es una joya, es una adaptación de una bomba de agua. Cuestión de imaginación total», incidió.

Para el presidente de la Associació Amics del Museu Marítim todas las embarcaciones son «especiales». La última donación que han recibido es un llaüt que estaba foravila y fue construido en 1907, en Port d’Andratx, la pieza más antigua que poseen.

Este bote, de Portocolom, tiene un motor construido con una bomba de agua. | GUILLEM BOSCH

Pero Gómez también mencionó un bot-llaüt de 1912, de Cala Santanyí. «Es una joya porque no tenemos otra igual», justificó. O la barca Manuela, construida en 1934 y que fue la primera que entró en el Club Náutico de Palma y que perteneció a la familia Besalduch, muy ligada a esta entidad y que era conocida por trabajar limpiando velas en la plaza de sa Llonja, recordó Gómez.

Del lote cedido al Museu Marítim, Busquets informó que la primera embarcación en pasar por las manos de los mestres d’aixa será el llaüt Agustina, construido alrededor de 1920, en buen estado y que ya ha sido expuesto antes.

Las intenciones del director del Museu es mostrar cinco o seis de estas embarcaciones en la sede que tienen en ses Voltes, a la espera de que se construya el nuevo museo en el puerto de Palma, y que otras se puedan ver en el agua, ya sea en el lago del parque, o en diferentes puertos.

A la firma del convenio también acudieron Aurora Ribot, vicepresidenta del Consell y consellera de Sostenibilidad y Medio Ambiente, quien destacó la importancia de que los mestres d’aixa puedan trabajar con estas embarcaciones; Josep Manchado, director insular de Medio Ambiente, y Jaume Ferrando, secretario de la Associació Amics del Museu Marítim.

Compartir el artículo

stats