Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Museu Marítim de Mallorca recibe otras 20 embarcaciones que serán reparadas y expuestas

Algunas de las barcas estarán en las salas de exposición y otras volverán al agua, en el Parc de la Mar, en puertos y en ferias náuticas

4

El Museu Marítim de Mallorca recibe otras 20 embarcaciones que serán reparadas y expuestas Guillem Bosch

El Museu Marítim de Mallorca sigue engrosando su fondo con una nueva cesión de embarcaciones que durante este año se comenzarán a reparar para que puedan ser expuestas, incluso en el mismo Parc de la Mar. La vicepresidenta del Consell y consellera de Cultura, Bel Busquets, ha firmado este miércoles un acuerdo de cesión de 20 barcas con el presidente de la Associació Amics del Museu Marítim, Manuel Gómez.

La embarcaciones ‘salvadas’ por la Associació Amics del Museu Marítim han estado guardadas en las cuevas de Bellver durante años. Tal como ha explicado Busquets, el Taller de Mestres d’Aixa, en Son Bonet, se encargará de su restauración para que puedan ser expuestas en el museo, cuya sede está en ses Voltes.

Albert Forés, director del Museu Marítim de Mallorca, ha explicado que unas 5 o 6 de estas embarcaciones se incorporarán a las salas de exposición que tienen en ses Voltes, mientras que otras recorrerán ferias náuticas, acompañando a los mestres d’aixa. Otras volverán al agua, ya sea en el Parc de la Mar o en puertos.

Manuel Gómez ha remarcado la importancia de este convenio con el Consell, principalmente porque se asegura la recuperación de patrimonio marítimo “para las próximas generaciones, para que sepan que es una barca, un llaüt…”.

A firma del convenio de cesión también ha acudido Aurora Ribot, vicepresidenta del Consell y consellera de Sostenibilidad y Medio Ambiente; Josep Manchado, director insular de Medio Ambiente, y Jaume Ferrando, secretario de la Associació Amics del Museu Marítim.

Ribot ha destacado la importancia que tiene que los mestres d’aixa puedan tener acceso a estas antiguas embarcaciones, alguna de ellas en un pésimo estado debido a la humedad y a las condiciones en que se había mantenido hasta que pasó a manos de la Associació Amics del Museu Marítim.

Compartir el artículo

stats