Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Policía encontró medio kilo de droga y varias armas en Atarazanas

Los agentes decomisaron hachís, marihuana, cocaína, heroína y 5.690 euros a los cuatro detenidos

Varios policías examinan varios envoltorios con droga intervenidos en la redada. B. Ramon

La r redada antidroga llevada a cabo el viernes por la tarde en la zona de Atarazanas, en Palma, permitió a la Policía decomisar medio kilo de estupefacientes, varias armas y 5.690 euros. Los cuatro detenidos, que ayer por la tarde fueron puestos a disposición judicial, quedando tres de ellos ingresados en prisión, regentaban un ‘narcopiso’ donde distribuían hachís, marihuana, cocaína y heroína de forma ininterrumpida. Varios de ellos son históricos traficantes de la zona, según explicaron fuentes policiales.

La ‘Operación Endgame’ se inició tras recibir numerosas quejas de vecinos de la zona y de personas que eran abordadas en plena calle para ofrecerles drogas. Algunos explicaron que habían recibido empujones por parte de los traficantes cuando rechazaron comprar las sustancias.

El Grupo II de Estupefacientes, un equipo conjunto de la Policía Local de Palma y la Policía Nacional, abrió una investigación. Durante las últimas semanas, los agentes realizaron discretas vigilancias y detectaron dos domicilios en las calles Pólvora y Sant Pere. Uno de ellos era utilizado como ‘narcopiso’ y en él se podía comprar droga a todas horas.

Un policía busca drogas, el viernes en la plaza Atarazanas. | B. RAMON

Pistolas y un machete

El viernes por la tarde, los investigadores irrumpieron en estas dos viviendas y en un bar de la plaza Atarazanas. Los registros permitieron incautar medio kilo de drogas (marihuana, cocaína, hachís y heroína), 5.690 euros procedentes de la venta de estupefacientes, una pistola simulada y un machete, explicaron fuentes policiales.

La redada se saldó con la detención de una mujer de 51 años, conocida como ‘La Tomasa’, y tres hombres de entre 29 y 37 años como presuntos autores de un delito contra la salud pública en su modalidad de tráfico de drogas. Los cuatro fueron trasladados a comisaría para ser interrogados y pasaron la noche en los calabozos. Ayer por la tarde fueron trasladados a Vía Alemania y puestos a disposición del juzgado de guardia, que ordenó el ingreso en prisión de tres de los cuatro arrestados.

Compartir el artículo

stats