Tribunales

Condenada por acusar falsamente a su expareja de haber abusado de la hija de ambos en Asturias

El calvario judicial para este hombre comenzó con una denuncia de su expareja, de 36 años, presentada en febrero de 2014 y en la que le acusaba de haber abusado sexualmente de la hija de ambos

Condenada por acusar falsamente a su expareja de haber abusado de la hija de ambos.

Condenada por acusar falsamente a su expareja de haber abusado de la hija de ambos.

I. Peláez

Tras casi nueve años de batalla judicial después de que su expareja sentimental le acusase de abusar sexualmente de la hija de ambos, una demanda que motivó que tuviera que dejar de ver a la pequeña durante largo tiempo, un hombre ha logrado que la Justicia condene tanto a su exmujer por un delito de denuncia falsa como a su exsuegra, procesada por un delito de falso testimonio. Y, además, también ha conseguido que el Colegio Oficial de Psicólogos de Cantabria suspenda del ejercicio profesional durante dos meses a la psicóloga que emitió un informe en el que daba por hecho que esos falsos abusos sexuales se habían producido.

El calvario judicial para este hombre comenzó con una denuncia de su expareja, de 36 años, presentada en febrero de 2014 y en la que le acusaba de haber abusado sexualmente de la hija de ambos. Esa denuncia, en lo que se dilucidaba la causa penal, motivó que el sierense estuviera privado de ver a su hija durante más de un año. Es más, durante largo tiempo tuvo solo pequeños encuentros con la menor y siempre bajo supervisión por culpa de la denuncia presentada por su exmujer.

El procedimiento se resolvió en el Juzgado de Instrucción n°2 de Siero, que acabó archivando la causa después de escuchar las declaraciones de la menor, del acusado, de la denunciante y de la abuela materna de la niña. Para el sobreseimiento del caso jugó un papel importante el informe del psicólogo forense designado al efecto, que concluyó que la denuncia formulada era "meramente instrumental, al igual que el testimonio de la abuela materna en idéntico sentido, no existiendo indicio alguno respecto de la existencia de los citados abusos". El auto de sobreseimiento llegó un año después de la denuncia, y a pesar de que la mujer recurrió a instancias superiores, la Audiencia Provincial de Asturias ratificó el archivo.

El hombre, que ha estado representado por el abogado Héctor Díaz Castañeda, interpuso una denuncia contra las dos mujeres por haberle llevado a los tribunales con móviles espurios. La instrucción del caso se llevó a cabo en un juzgado de Santoña, localidad cántabra donde su exmujer estaba asentada. Luego, fue el Juzgado de lo Penal número 4 de Santander el que las absolvió. Recurrieron a instancias superiores y le dieron la razón a este sierense, obligando a repetir el juicio. Por segunda vez se dictó una sentencia absolutoria contra las dos mujeres y, por segunda vez también, la Audiencia ordenó repetir el juicio, pero esta vez designando a otro magistrado distinto a la anterior.

Daños morales

El pasado 16 de enero se dictó nueva sentencia y ese nuevo juez consideró probado que la mujer presentó la demanda de abusos sexuales contra su expareja "a sabiendas de la falta de veracidad" de la misma. Y, en la misma línea, estimó lo propio contra la exsuegra del afectado, una mujer de 59 años, en su caso por prestar falso testimonio siendo consciente de que no decía la verdad. A cada una de ellas les han impuesto diez meses de cárcel por delitos contra la Administración de Justicia así como el pago de una multa de 2.400 y 600 euros respectivamente. En concepto de indemnización, la exmujer deberá pagar 6.000 euros a su víctima por los daños morales causados.

[object Object]
  • Denuncia por abusos. Una mujer denunció en febrero d 2014 a su expareja por haber abusado de la hija de ambos, logrando que el padre estuviera un año alejado de la niña. El afectado logró que esa denuncia fuese archivada en 2015, un año después.  
  • Falso testimonio. Libre de toda sospecha, el sierense optó por demandar tanto a la madre de su hija como a la abuela materna, que prestó testimonio durante el juicio. En dos ocasiones salieron absueltas, pero la Audiencia Provincial de Cantabria anuló esas sentencias por falta de motivación, designando a la postre a otro juez para que se hiciera cargo del caso. 
  • Condena. El pasado 16 de enero se dictaba sentencia condenatoria contra las dos mujeres, casi nueve años después de que el afectado fuese denunciado en falso.