Suscríbete Caso Abierto - Diario de Mallorca

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigación

El informe que determinará las causas del accidente de Pontevedra podría tardar meses

Un equipo especializado de la Guardia Civil de Mérida se encargará de la investigación | El autobús de 18 toneladas fue retirado después de un operativo de más de ocho horas en el que participaron unas 50 personas

Técnicos e ingenieros consiguen sacar del río Lérez el autobús siniestrado en Pontevedra

Técnicos e ingenieros consiguen sacar del río Lérez el autobús siniestrado en Pontevedra. Agencia ATLAS / Foto: EFE

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Técnicos e ingenieros consiguen sacar del río Lérez el autobús siniestrado en Pontevedra. Lois Docampo

El puente de la N-541 a la altura de Pedre, en Cerdedo-Cotobade, vivió este martes una nueva jornada de trabajos, en esta ocasión centrados en la retirada del autobús que quedó en el río Lérez tras un accidente que costó la vida a siete personas. Finamente, el vehículo de 18 toneladas logró subirse al viaducto para ser llevado al depósito que Monbus tiene en Lourizán (Pontevedra). Ese fue el desenlace de un operativo que dio comienzo en torno a las ocho de la mañana, con el corte del tráfico en este tramo de la nacional, y que finalizó a las 16:30 horas con la participación de unas cincuenta personas. El tráfico aún tardó tres horas más en restablecerse.

Durante toda la mañana, los operarios y expertos vinculados al Ministerio de Transportes instalaron planchas a lo largo del viaducto para repartir la carga. A continuación, tuvieron lugar las pruebas de resistencia de la plataforma viaria, que se hundió 5 centímetros, siendo el margen máximo de 8,5 centímetros. Los técnicos se descolgaron por una de las laderas para acceder al vehículo y lo aseguraron con cables y cadenas al pilar más próximo. Posteriormente, pasaron varios cabos por debajo y comenzaron a izarlo, inicialmente con la parte delantera más elevada y, posteriormente, de forma pareja. Aunque el proceso de levantamiento ha sido rápido, todo el operativo ha estado salpicado de parones y reajustes técnicos, apremiado por la necesidad de subir el autobús antes de la llegada de la noche.

Finalizado el dispositivo de búsqueda y la retirada del vehículo, los esfuerzos se centran ahora el conocer las causas que motivaron el trágico siniestro ocurrido en Nochebuena. En este sentido, el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, anunció que la investigación seguirá adelante con la toma de declaración al conductor del autocar y a la única superviviente del accidente, así como con la recuperación del tacógrafo del vehículo para saber si se pueden extraer datos que aporten información sobre lo ocurrido. “Mientras no tengamos avances de esa investigación no podremos dar ninguna información. Sabemos que las causas pueden ser múltiples”, dijo Miñones, que emplazó a dejar trabajar a la unidad especializada de la Guardia Civil de Tráfico que llevará a cabo la reconstrucción del accidente.

Se inician las labores de rescate del autobús con un Lérez desatado en la zona cero del accidente

Se inician las labores de rescate del autobús con un Lérez desatado en la zona cero del accidente. Bernabé

Se trata del Equipo de Reconstrucción de Accidentes de Tráfico (ERAT) con sede en Mérida, un referente a nivel nacional en lo relativo a siniestros graves. Esta unidad especializada ya ha trabajado en accidentes en Galicia, todos ellos complejos y con múltiples víctimas. Su tiempo de promedio para realizar un informe está en torno a los cinco meses. Sin embargo, en su último caso en Galicia, en un brutal accidente en la AP-9 a su paso por Teis (Vigo) en el que fallecieron tres jóvenes, su informe tardó unos siete meses. Está previsto que este miércoles lleguen al lugar. Suelen trabajar primero sobre el terreno, reconstruyendo el accidente, y después hacen su investigación y análisis en base a eso y a los equipos informáticos que tienen. Se espera, asimismo, que sean los encargados de realizar los interrogatorios a los dos supervivientes.

Mientras la ERAT no realiza su análisis, las primeras hipótesis siguen apuntando en la misma dirección: un pequeño exceso de velocidad por parte del conductor –negativo en las pruebas de alcohol y drogas– y las malas condiciones meteorológicas registradas en Nochebuena. Precisamente, la acumulación de agua en la zona está detrás de otros accidentes producidos con anterioridad. Sin olvidar que, según un informe de RACE de 2020, la N-541 es la carretera estatal más peligrosa de Galicia y la segunda de España, sobre todo en su tramo de Ourense, debido a la concentración de accidentes.

Con el paso de los días han cobrado también fuerza las críticas sobre otro factor que, si bien no tiene influencia en los motivos que provocaron el siniestro, sí pudo ser clave en su fatal desenlace. Estas voces apuntarían a los sistemas de contención con los que cuenta esta infraestructura, que no serían los adecuados para un puente de esa altura. Se trata únicamente de un guardarraíl, que ejerce como barrera de seguridad, y de una valla de protección exterior para los peatones que cruzan el puente por la acera. Estos sistemas, habituales en la década de 1980, se mostraron insuficientes para impedir la caída del autobús al río, quedando destrozados a su paso.

Un ingeniero de Puentes y Caminos explica a FARO que este tipo de barreras no están permitidas en puentes de nueva construcción. En la actualidad es obligatorio instalar otras con un mayor nivel de contención, precisamente para evitar caídas al vacío de vehículos de gran tonelaje. Sin embargo, según la normativa de 2014, sí que están permitidas las barreras instaladas antes de esa fecha, como es el caso de las sujeciones del puente de la N-541 sobre el Lérez en Pedre.

Procedimiento judicial

Por otra parte, el Juzgado de Instrucción Número 1 de Pontevedra, que estaba de guardia en el momento de los hechos, es el que, por ahora, tiene incoado un procedimiento de investigación en relación al accidente. En estos momentos está a la espera de recibir el atestado de la Guardia Civil. El domingo por la tarde, el juzgado obtuvo los informes de autopsia de las víctimas mortales y el lunes procedió a realizar los trámites para autorizar la entrega de los cuerpos a sus familias.

Accidente en el mismo puente de Pedre en septiembre.

Cubela advertía del peligro hace solo tres meses

A comienzos del pasado mes de septiembre el alcalde de Cerdedo-Cotobade, Jorge Cubela, emitía un comunicado reclamando un plan de mejora de la N-541.Esta petición llegaba después de que esta carretera nacional registrase tres accidentes en un plazo de una semana. Precisamente, uno de ellos tuvo lugar en el mismo lugar donde en Nochebuena se registró el fatal accidente que acabó con siete fallecidos. En esa ocasión, también se apuntó a la lluvia como la causante del accidente de un turismo, que terminó impactando con el guardarraíl. En ese momento el regidor local consideraba “fundamental para la seguridad vial de nuestros vecinos y también de las personas que circulan por esta carretera”, que se tomasen medidas urgentes ante los numerosos siniestros que se estaban produciendo siempre en los mismos puntos. En ese momento ya auguraba que llegarían más accidentes.


Compartir el artículo

stats