Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un accidente mortal revela la explotación laboral en la recogida de basuras en Esporles

Inspección de Trabajo descubre jornadas de hasta 17 horas, incumplimientos de los descansos diarios y cientos de horas extraordinarias ilegales tras el vuelco de un camión atribuido al cansancio y la somnolencia del conductor

El camión de basuras en el que viajaban las dos víctimas volcó entre s’Esgleieta y Palmanyola.

El camión de basuras en el que viajaban las dos víctimas volcó entre s’Esgleieta y Palmanyola. BOMBERS DE MALLORCA

Inspección de Trabajo ha detectado graves vulneraciones de los derechos laborales de los trabajadores de la recogida de basuras de Esporles a raíz de un accidente de tráfico en el que murió un empleado y otro resultó herido. El siniestro se debió, según la investigación de la Guardia Civil, a una distracción del conductor del camión por los «excesos horarios que le provocaron cansancio y somnolencia». En un informe remitido al juzgado que investiga el caso, el inspector detalla que las víctimas realizaban jornadas de hasta 17 horas diarias, acumulaban cientos de horas extraordinarias ilegales y se incumplían los descansos. Por ello, al margen de las posibles responsabilidades penales, propone varias sanciones por infracciones administrativas a la empresa para la que trabajaban las víctimas, FCC Medio Ambiente, concesionaria de la recogida de basuras en varios pueblos de Mallorca.

El accidente se produjo el pasado 9 de noviembre, poco antes de las ocho de la mañana, en la carretera que une s’Esgleieta y Palmanyola. El conductor del camión, que iba a descargar a Son Reus los desperdicios recogidos en Esporles, perdió el control, se salió de la carretera, volcó y chocó contra un coche. El hombre, de 46 años, falleció en el acto y su compañero resultó herido grave.

La Guardia Civil de Tráfico llevó a cabo un investigación sobre las causas del accidente. Según sus pesquisas, el conductor del camión sufrió una distracción por la «acumulación de excesos horarios, que le provocaron cansancio y somnolencia». El trabajador herido declaró a los agentes que el día del siniestro la víctima estaba cansada y cerraba los ojos mientras conducía. Días atrás le había comentado que estaba descontento por los horarios y las largas jornadas laborales.

Graves irregularidades

En su atestado, los investigadores señalan que la empresa no respondió al requerimiento para presentar el documento de control de la jornada laboral del fallecido. Además, consideran que el camión circulaba a una velocidad adecuada y que las condiciones de la carretera eran buenas, descartando así otras causas.

La Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Balears abrió su propia investigación al tratarse de un accidente laboral. El informe, entregado al juzgado de instrucción de Palma encargado del caso y al que ha tenido acceso Diario de Mallorca, concluye que la empresa cometió graves irregularidades y avala la tesis de que el siniestro tuvo su origen en la explotación laboral que padecían las víctimas.

El inspector revela que los trabajadores realizaban muchas más horas de las debidas. La Inspección de Trabajo recabó los datos sobre los horarios de las víctimas y detectó que sus jornadas se extendían mucho más allá de los límites legales. La investigación ha detectado que eran habituales las jornadas de más de ocho horas, llegando en algunos casos a extenderse hasta 17 horas seguidas. El informe señala que, al tratarse de trabajadores que llevan a cabo su labor en horario nocturno, la media de sus jornadas no puede superar las ocho horas de promedio en periodos de quince días. Sin embargo, en todos los casos analizados a lo largo del año 2020 se superó con creces este límite, con medias que llegan a las 12 horas diarias.

Esta situación conlleva otras graves vulneraciones de los derechos laborales. Los excesos acarrean que se incumpla el descanso mínimo entre jornadas de 12 horas que establece el Estatuto de los Trabajadores. Además, se incumplían también de forma sistemática las limitaciones de horas extraordinarias. Aunque la legislación fija un máximo de 80 horas extras al año, algunos empleados de FCC Medio Ambiente de Esporles acumularon 590 entre enero y noviembre de 2020, según refleja el informe. La empresa pagaba a los empleados estas horas en sus nóminas, reconociendo así los excesos horarios prohibidos. El inspector señala que estás prácticas suponen varias infracciones administrativas y levanta dos actas por estas vulneraciones.

Querella criminal

Al margen de este proceso sancionador, el trabajador que resultó herido en el accidente ha presentado una querella criminal contra la empresa a través del abogado Bartolomé Vidal. En la denuncia, presentada en el juzgado que investiga el caso, señala que el conductor llevaba trabajando más de 10 horas cuando se produjo el siniestro y atribuye las vulneraciones de los derechos laborales a la falta de personal. Señala que FCC Medio Ambiente obligaba a las víctimas a extender a diario sus jornadas para evitar así contratar a más empleados.

La querella incide en la relación directa entre el cansancio del conductor del camión por los excesos horarios ilegales y el accidente y apunta a la posible comisión de varios delitos contra la seguridad de los trabajadores y de lesiones imprudentes. Por ello, pide al juzgado que identifique a las personas responsables de la organización del trabajo en la recogida de basuras de Esporles y a los encargados de gestionar y dirigir el trabajo del empleado herido. También solicita que la empresa aporte el plan de riesgos laborales y documentos sobre los cursos de prevención que impartió a las dos víctimas.

Compartir el artículo

stats