Un trágico accidente doméstico se vivió ayer de madrugada en un domicilio del Port de Pollença. Un hombre de 62 años falleció al incendiarse su vivienda. Su esposa, de 56 años, y su hijo, de 14, lograron salir con vida del inmueble. Aunque  fueron trasladados al Hospital de Inca al sufrir una crisis de ansiedad por la muerte del marido y padre y afectados por una intoxicación por inhalación de humo.

El incendio ocurrió sobre las dos de la madrugada en un edificio de tres plantas situado en el número 15 de la calle Roger de Flor del Port de Pollença. El foco del fuego se localizó en la tercera planta y, en pocos minutos, cobró  grandes dimensiones. La familia que residía allí, un matrimonio con su hijo de 14 años, se encontraba durmiendo en esos momentos.

El padre de familia, de 62 años, se llevó la peor parte. Su esposa y el hijo sufrieron una intoxicación al inhalar la gran cantidad de humo que se había acumulado en el interior de la vivienda.

Hasta el lugar del siniestro se trasladaron dotaciones de Bombers de Mallorca, procedentes de los parques de Inca y Alcúdía. También acudieron efectivos de la Policía Local y Protección Civil de Pollença, así como agentes de la Guardia Civil, que se encargaron del desalojo de todos los vecinos del edificio.

Las labores de extinción se prolongaron durante unas tres horas y media, hasta las cinco y media de la madrugada, debido a la gran carga de fuego que había en el inmueble siniestrado. 

Mientras, las asistencias sanitarias del Ib-salut atendieron a la esposa y al hijo del fallecido al sufrir una crisis de ansiedad al enterarse del fallecimiento del padre y esposo. Ambos fueron trasladados en ambulancia al Hospital de Inca con síntomas de intoxicación por la inhalación del humo. 

Investigación

Efectivos de la Policía Judicial de la Guardia Civil, por su parte, se encargaron de abrir una investigación para esclarecer cómo se había producido el incendio con fatales consecuencias. El fallecimiento del hombre fue comunicado al juzgado de Inca para que ordenara el levantamiento del cadáver.  

La principal hipótesis que barajan los investigadores es que el fuego se originó por un accidente doméstico, aún por determinar. Las pesquisas no se podrán completar hasta que se enfríen los últimos rescoldos.