11 de julio de 2020
11.07.2020
Diario de Mallorca
Homicidio en el Llevant

Prisión incondicional para la mujer que mató a su marido en Manacor

La magistrada le imputa un delito de homicidio por el ataque mortal a cuchilladas a su pareja

11.07.2020 | 13:30

La mujer que el pasado miércoles mató a su marido en Manacor está ya en la cárcel. La jueza de guardia decretó ayer el ingreso incondicional en prisión de Katty Daniela Cardona, acusada de un delito de homicidio por haber asestado cuatro puñaladas en la espalda a la víctima, Óscar Armando Méndez, en el domicilio donde convivían. La Policía ha descartado que actuara en legítima defensa y las pruebas recabadas apuntan a que el hombre fue atacado por sorpresa y sin posibilidad de defenderse tras una discusión.

Cardona, hondureña de 31 años, fue conducida por la Policía Nacional desde la comisaría a los juzgados de Manacor al filo de las diez de la mañana. Llevaba una camiseta con el lema 'Delete the drama' (en inglés, 'Borra el drama') y en la puerta le esperaban varios familiares suyos. La mujer compareció ante la magistrada del juzgado de instrucción número 1 de Manacor, en funciones de guardia.

La fiscalía solicitó su ingreso en incondicional en prisión y la jueza accedió a su petición. A mediodía, dictó un auto en el que ordenó el encarcelamiento de la acusada, que fue trasladada al centro penitenciario de Palma ya por la tarde.

A las puertas del edificio judicial se congregaron también allegados a la víctima. Hubo algunos momentos de tensión entre ellos y los familiares de la sospechosa, pero la Policía Nacional, que reforzó la vigilancia, mantuvo la situación bajo control.

De acuerdo con la investigación policial, Katty Daniela Cardona y Óscar Méndez se enzarzaron en una discusión el pasado miércoles por la noche en el domicilio de la calle Sant Joan Baptista de La Salle, en Manacor, donde convivían con los dos hijos de ella y el bebé que tenían en común. Durante la riña, la mujer empuñó un cuchillo de cocina y se lo clavó cuatro veces a su marido en la espalda. La víctima logró salir del piso, pero cayó desplomado en las escaleras de la finca. Murió desangrado y la autopsia reveló que una de las puñaladas le había afectado a un pulmón.

Tras el crimen, la mujer explicó que el hombre la había amenazado antes de que ella le acuchillara. Luego no quiso participar en la reconstrucción de los hechos y se acogió a su derecho a no declarar formalmente ante los policías encargados del caso.

Las pesquisas de la Policía Nacional han descartado que Katty Daniela Cardona atacara a la víctima en legítima defensa, es decir, para repeler una agresión inminente que pusiera en riesgo su vida. Las pruebas recabadas por los agentes apuntan a que la víctima fue atacada por sorpresa y por la espalda, sin posibilidad alguna de defenderse. El hombre no tenía ninguna herida defensiva y la mujer solo presentaba unos arañazos, cuyo origen no está claro. La pareja se había casado hace un año, pero su relación estaba completamente "rota" y "muy deteriorada", según han explicado familiares de ambos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook